Entre la espada y la pared

Uncategorized

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Entramos a la etapa dos de contingencia epidemiológica y desgraciadamente, todavía pulula en el ambiente la inconciencia de muchos mexicanos, la duda de que lo que estemos viviendo sea realidad.

Mas de 60 mil casos nuevos diarios en el mundo y arriba de 3 mil defunciones por día, nos deben de ilustrar la severidad del caso, el problema sigue vigente y creciendo. Italia y España están viviendo horas de terror. Eventualmente, todos nos contagiaremos del Covid-19 y el 10 por ciento tendremos un síndrome respiratorio aguda grave y entre el 3 y el 10 por ciento, moriremos en esta pandemia. Esto deja claro, que si no detenemos el contagio, podemos morir en el mundo entre 210 y 700 millones de personas. ¡Por supuesto que estamos hablando en serio!

¿PATRIOTA O MERCENARIO?

En medio de la tormenta, un empresario sale esta semana a realizar un comunicado, el dueño de TV Azteca y de Elektra, Ricardo Salina Pliego, dice que estamos siendo dominados por el miedo y que la alternativa ante la posibilidad de aislamiento es la rapiña. En algunas cosas tiene razón, nuestro pueblo no está en posibilidades de quedarse aislado porque por lo menos 70 millones de mexicanos vive al día y sale a buscar el sustento de su familia, no por que no esté consciente de la epidemia, sino por el miedo a morir de hambre. También tiene razón en que muchos políticos le están invirtiendo sus dineritos para demeritar cualquier acción del gobierno actual, no importa si sea buena o mala. Pero no tiene razón en tratar de quitar la peligrosidad del virus que está atacando al mundo.

Por supuesto que mueren mas personas en el mundo de accidentes o de cáncer o por violencia, pero en este caso estamos hablando de un virus nuevo, que si no se detiene su contagio puede causar una mortandad a nivel mundial incalculable. Entendamos, un portador asintomático puede contagiar mas de 50 mil personas, es por eso que tenemos que romper la cadena de contagios.

LA ECONOMÍA SUFRE CADA VEZ MÁS

Por supuesto que la economía será diferente después de esta pandemia. Los países que tienen gran poder económico, como Estados Unidos están ya programando mas de dos billones de dólares para apoyo a sus ciudadanos, sus industrias y empresarios. Pero nosotros no estamos en esos zapatos y el sufrimiento del pueblo y de los empresarios para mantener sus patrimonios está en inminente riesgo. Sin embargo, es prioritario que el gobierno empiece a tomar medidas drásticas, como la suspensión de cobro de algunos servicios elementales como son la electricidad, los impuestos, el agua y todos los que sean esenciales para sobrevivir. Por supuesto que este año nos vamos olvidando de los crecimientos económicos no solo en México, sino en el mundo

LOS CONSEJOS DEL DIABLO

Ante la gran tragedia que estamos viviendo todos en el mundo, los políticos empiezan a jugar sus piezas de ajedrez para salir lo menos dañados. Rusia no muestra sus números de afectados y China, de la noche a la mañana, declara públicamente que ellos ya se libraron del coronavirus y que todo es paz y dulzura por aquellos lugares. Sin embargo, nos damos cuenta que en las afueras de Moscú, se esta construyendo un gran recinto de mas de mil camas, exclusivo para pacientes contagiados por el covid-19 y en China, desde que inicio el contagio se han perdido 29 millones de clientes de la telefonía celular, lo cual podría darnos una idea de que muchos mas son los fallecidos, simultáneamente, expulsan a los periodistas corresponsales extranjeros y nunca nos mencionaron cuántos pacientes enfermos tienen en Beijing o Shanghai, extraño pues que el virus viaje a Italia, España, Argentina o Brasil pero no se propague a otras grandes ciudades de la tierra de Mao. En México, también sabemos de pacientes que se encuentran en los hospitales del sector salud y no se incluyen en las estadísticas, al viejo estilo de los gobiernos de antes, quizá los ex de otros partidos y ahora incrustados en la 4T, se han acordado de cómo les enseñaron a manejar las cifras y eso no nos hace ningún beneficio.

YA ESTAMOS EN FASE DOS

Esperaron todo lo posible en el gobierno, para declarar que ya estamos en Fase dos de la contingencia sanitaria por Covid-19, a los antagonistas del gobierno, ya se les quemaban “las habas” porque decían que estaba siendo el gobierno irresponsable, pero ahora, se empieza a criticar porque dicen que ya es tarde. La realidad es que nos sigue dañando mas la polarización y la manipulación de la política. En ningún otro país del mundo he visto que ante tan tremenda crisis, se circule tanta información para estar permanentemente agrediendo a su presidente. Será quizá, que aquello de la solidaridad en momentos difíciles de los mexicanos, es una conducta del pasado y ahora vivimos tiempos modernos, donde cada quien se tiene que rascar con su propias uñas. Desgraciadamente, lo peor está por venir. Por lo pronto, #QuédateEnCasa

Nos encontramos en una semana.

E-mail: drponce@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *