«Bellas artes a todas partes»

Uncategorized

Como parte del ciclo “Bellas Artes a todas partes” y en el marco del Festival Internacional Lerdantino 2018, el violonchelista Ignacio Mariscal y el pianista Mauricio Náder llevarán obras de grandes compositores al estado de Durango. Este miércoles 2 de mayo en el Teatro Victoria, de Durango, y el jueves 3 en el Teatro Centauro, de Ciudad Lerdo, se podrán escuchar obras de compositores como Debussy, Paganini, Chopin, Donizetti, Chaikovski y Massenet, entre otros. Además, el ciclo organizado por la Coordinación Nacional de Música y Ópera del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), presentará ambos días el programa “Grandes encores”, donde destacan las piezas “Rapsodia húngara”, de David Popper, y “Una furtiva lágrima», de Gaetano Donizetti.

De acuerdo con un comunicado, Ignacio Mariscal, egresado del Conservatorio Nacional de Música, comentó que durante los conciertos se escucharán las obras “Beau soir” de Claude Debussy: “una canción de amor que también habla de la muerte” y “Luz en el fuego”, de Carlos Gómez Roel. También se interpretarán “Thaïs”, de Jules Massenet, y “Variaciones de Moisés” para una sola cuerda de Niccolò Paganini, de la cual el intérprete explicó: “Dice la leyenda que el compositor estando preso se quedó sin cuerdas y creó esta obra para un sola cuerda; una pieza muy virtuosa”. Mauricio Náder e Ignacio Mariscal tocarán también “Nocturno en do sostenido menor”, de Frédéric Chopin, una obra que fue interpretada 30 años después de su muerte, aunque se le agregó el chelo al piano. Del español Manuel de Falla se podrá disfrutar de “Nana de la Suite popular española” y “Danza española” de “La vida breve”, así como una obra del mexicano Rubén Montiel que tiene influencia de la música de salón: “Cantilena”. “Intermezzo de Goyescas”, de Enrique Granados, también será interpretada esos días: “Se trata, según muchos especialistas, de su obra maestra y que tiene una clara influencia de los cuadros de (Francisco de) Goya”.

“Este tipo de programas musicales son muy accesibles para todo tipo de público, porque son muy alegres y variados; espero que vayamos a tener mucho éxito al interpretar estas obras de la música universal», dijo Mariscal. El violonchelista, quien ha ofrecido más de mil conciertos en México, Japón, Holanda, Francia, España, Alemania y otros países de América y el Caribe, apuntó que es importante llevar la cultura a todos los rincones del país, y que la música de concierto es uno de los mejores vehículos. Ignacio Mariscal concluyó que los artistas deben poner el ejemplo de que la cultura y la educación son lo mejor del ser humano y que es lo más importante que necesita el país en este momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *