Primero de julio

De opinión Entre nos Última hora

Por Alfredo Ponce //

Parafraseando a Martin Luther King diría, “no me preocupa el grito de los corruptos, sino el silencio de los buenos” y peor tantito, que mucha gente buena siga siendo manipulada con mentiras y falsedades.

No era un día común, había que salir a tomar decisiones, el ambiente era de incertidumbre, como cuando se acerca una tormenta y la gente no sabe que esperar.

56 millones de mexicanos fueron a las urnas y a las 3 de la tarde, ya era clara la tendencia, 53.19 por ciento de los votantes lo hicieron por el hombre que durante toda una vida había estado presente en la política nacional. Finalmente, 30 millones 113,483, habían dado un vuelco a la nación. No había vuelta atrás. Ni siquiera todos los adversarios juntos podrían haberlo vencido.

GOBERNANDO DESDE EL SIGUIENTE DÍA

A partir del día siguiente, la agenda nacional, fue impuesta por el candidato triunfante.

La caída del helicóptero, el desabasto de combustible, la explosión de Tlahuelilpan, las estancias infantiles, los aeropuertos, la refinería, el tren maya, los aranceles de Trump, el sistema de salud en crisis, son algunas de las “papas calientes” que ha tenido que enfrentar, pero sobre todo, sigue siendo la seguridad publica, la prioridad que no ha tenido avances.

ES PRONTO PARA EVALUAR

Hay muchas cosas que no me gustan, pero tengo que partir de la base de que todo estaba tan mal, que no podemos esperar que las cosas se arreglen por arte de magia. Todos queremos que las cosas cambien, que las cosas mejoren, que tengamos un país mejor. Pero la realidad es que no se ha logrado todavía. Donde no debiera haber ninguna controversia, es en que el hombre que lleva las riendas de la nación, tiene una gran capacidad de trabajo, un hombre que a las 5 de la mañana ya está en su oficina, que a las 11 de la noche sigue atendiendo los asuntos prioritarios, nunca lo habíamos visto.

Hoy las voces de los que tienen problemas, se escuchan, sea en una rueda de prensa o en un aeropuerto y eso, aunque se le quiera demeritar, es una buena novedad.

LAS PRIORIDADES

Lo primero es la seguridad, después la salud, la educación, la activación de la economía y muchas cosas que vienen en la línea de espera.

Nadie deba pedir que termine la crítica, la gente debe seguir expresando lo que no le gusta. Lo que sí debe terminar es “la mala leche”, la manipulación, la participación de los que quieren “mangonear al país”, sobre todos los que tuvieron su oportunidad para pasar a la historia como Fox y Calderón y la desperdiciaron, la formación de grupos para hacer estrategias con las que se destrocen todas las acciones, que se hacen desde el gobierno, no beneficia a nadie, es mas, cada que se ensucia la imagen de México o de AMLO, nos ensuciamos todos y algunos hacen como que no se dan cuenta, pero atrás de todo hay intensiones siniestras.

Parafraseando a Martin Luther King diría, “no me preocupa el grito de los corruptos, sino el silencio de los buenos” y peor tantito, que mucha gente buena siga siendo manipulada con mentiras y falsedades. Yo lo tengo claro, es tanto el desorden en el que vivíamos que en dos años, serían pocos para poner la casa en orden. Recuerdo a la persona que durante su vida ha subido de peso y quiere bajar en tres meses 40 kilos para verse bien en la boda de su hija. Eso simplemente no sucederá y no culpe a la nutrióloga por favor.

CARLOS Y JIMMY

Llegar a la meta es para celebrarse, Jimmy, estaba celebrando su graduación como médico, lo acompañaba su amigo Carlos, la cita era en un antro. La tragedia rondaba ese día. Jimmy, desapareció por una semana y todavía no sabemos qué sucedió, repentinamente apareció en Estados Unidos.

Carlos no tuvo tanta suerte, varias balas cegaron su vida. Este es el México que nos heredaron, es el país que tenemos y que debemos cambiar entre todos. No podemos seguir viviendo entre llamas, porque un día nos alcanzarán y nos quemarán. Nadie se va a salvar de esta tragedia de inseguridad que vivimos. En Jalisco, la crisis de inseguridad está escalando peligrosamente, están matando policías, el reto es claro y abierto de la delincuencia al gobierno.

Mientras tanto, en cualquier calle de la zona metropolitana, podemos ver la violación a los derechos humanos, con retenes improvisados, donde policías mal preparados y prepotentes detiene a quien se les da la gana, sin que medie la flagrancia, sus medidas para la inseguridad no reportan ningún beneficio para la sociedad. Ojalá que evaluaran de manera profesional y objetiva lo que han logrado con esas violaciones a las garantías, claro, sin maquillajes por favor y en algún momento podamos quitar esas acciones de las policías en contra de los ciudadanos buenos.

El combate a la delincuencia no puede ser mandando a un puñado de uniformados a detener en las calles, a los que a ellos no les caigan bien y amedrentar, abusar públicamente de la gente haciendo cateos ilegales a ver si se sacan la lotería. El combate a la delincuencia se hace con algo que se llama inteligencia y que no se vende en la tienda de la esquina. Todos sabemos en esta sociedad, quien es quien, parece que los únicos que no lo saben son los que se hacen llamar autoridades.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *