Morena, ¡zancadillas y codazos!

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Al mas puro estilo de la política mexicana Morena da todos los días muestras de ser un partido que todavía está en vías de consolidarse. Creado como movimiento político, con el nombre de Movimiento de Regeneración Nacional, el 2 de octubre de 2011, más tarde constituido como asociación civil en el 2012, es hasta el 9 de julio de 2014 cuando el Instituto Nacional Electoral, emite la resolución que le otorga su registro, como partido político nacional, el cual tiene efecto para el primero de agosto de 2014, de tal manera que oficialmente es un partido político que apenas tiene 5 años de existencia oficial.

UN TRIUNFO QUE LLEGÓ MUY RÁPIDO

No existe partido político que no tenga como aspiración prioritaria el tener el poder de una nación. Morena, en menos de 5 años, de existencia oficial, ya había logrado ganar el poder ejecutivo nacional, al ganar la campaña presidencial, pero además de forma significativa tener las mayorías en las dos cámaras que componen el poder legislativo. Por ello, parece que MORENA ganó el poder antes de estar bien organizado y preparado para ello.

EL MÉRITO DE AMLO

Sería ocioso, pensar que Morena llevó al poder al PEJE, la realidad es que Andrés Manuel trabajó durante dos décadas para lograr sembrar su capital político y fue él quien ganó la presidencia de la república, la cámara de diputados y la de senadores, además de muchas otras posiciones en los estados y municipios, esto será para la historia de las ciencias políticas, un fenómeno digno de estudio y análisis, porque también soy un convencido que la mayor ayuda que recibió, fue proveída por los malos oficios políticos, de quienes lo precedieron en el poder, los peñas, calderones y foxes especialmente, que bien harían de quedarse calladitos y salir a la calle con un buen disfraz, para que nadie los reconociera.

LA CONSOLIDACIÓN

Ahora es tiempo de que el partido se consolide y eso no está fácil. El líder fuerte de este movimiento ya se encuentra demasiado ocupado para seguir dirigiendo los hilos del mismo y eso ha hecho que muchos se lancen como en las piñatas, “aborazados” para llevarse los dulces que están cayendo del cielo. Para antes de que termine este año, debe haber una nueva dirigencia nacional y en lugar de estar unidos y jalar todos para el mismo lado, se presentan por lo pronto, cuatro alternativas que están enfrentando a los grupos, de por sí, no muy unidos, por el hecho de tener poco tiempo conformando una identidad, además con la carga a cuestas de que es un partido, que tiene muchas ideologías dentro, desde las conservadoras hasta las mas extremistas, pero sobre todo, porque no existe otra figura que ejerza un liderazgo de los que son imprescindibles para que la gente se discipline y trabaje de manera coordinada. Lo peor, es que no hay líneas claras y se está permitiendo que los grupos se enfrenten con el consabido riesgo de que se puedan destrozar entre ellos, todo esto, ante la algarabía de los otros partidos. Y eso que no tocamos el tema de “los aparecidos” que han llegado de otros partidos y que sin lugar a dudas, vienen también a sembrar discordia y quizá, es el peor desgaste de imagen ante los simpatizantes, pero sobre todo ante el pueblo que se confunde al ver tanto “chapulin”, que no trae tan buena imagen que digamos.

CANGREJOS MEXICANOS, EL CASO JALISCO.

En Jalisco, las cosas se ven muy mal. No hay partido, no hay padrón. Hay un delegado presidente, nombrado por parte del comité ejecutivo nacional, pero la mayoría de los grupos, ni lo apoya, ni lo respeta. En Jalisco, levantas una piedra y encuentras a un “líder” que dice tener los máximos derechos para decidir como deben hacerse las cosas en el partido.

Lomelí ha recibido tantos ataques, que parece estar desgastado y nuevamente, Morena queda sin lideres del partido, ni organización, ni disciplina política, ni respeto a las decisiones del partido, de tal manera que ha habido dos eventos, por cierto que en el mismo lujoso hotel, que no ayuda para nada la imagen de austeridad que se pregona y ninguno de los dos personajes, ambos doctores, han sido convocados. La verdad es que esto es un “galimatías” del cual me atreví a platicar con un viejo sabio de la política que me dejó bien claras las cosas. “Jalisco es el peor de los ejemplos en la organización política de Morena en los estados, pero los demás, están por lo menos al mismo nivel, o peor.”

Me acordé de aquella anécdota de Hugo Sánchez, que decía que tenemos un problema cultural, porque mientras que los cangrejos japoneses apoyan a los que se quieren salir de la cubeta empujándose entre ellos, los cangrejos mexicanos cuando ven que uno se quiere salir de la tina, prefieren jalarlo para que se quede sumido en la desgracia, es decir, si no soy yo el que manda, que se frieguen todos. A veces pienso que hay una “mano que mece la cuna” para que siga todo en desorden y se sigan tomando las decisiones para Jalisco, desde la CdMx, mientras que los militantes no tienen las agallas de irles a gritar, Jalisco para los Jaliscienses.

Hasta La Próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *