LA PSICOSIS DEL TEMBLOR

Entre nos Última hora

La historia está en nuestra esencia, no podemos olvidar, la tragedia la llevamos a flor de piel, a final de cuentas, el 19 de septiembre de 1985, se quedó tatuado en la piel de nuestro pueblo.

Seguimos siempre pensando, que en cualquier momento el fantasma de la catástrofe se presente de nuevo.

Los entendidos dicen que la tierra esta compuesta de placas y que estas de repente se reacomodan, “será el sereno señores”, el dolor de nuestras familias se sigue sintiendo y la “zozobra” de la gente nos hace perder la sonrisa.

Nuevamente, 16  de febrero de 2018, a las 17:39 horas, ahora en Pinotepa Nacional, en Oaxaca, el mundo, nuestro mundo,  se volvió a mover, como el año pasado, cuando otra vez, vivimos un septiembre trágico.

Nos informan, que este temblor produjo una onda que impactó hasta 1,023 kilómetros y que se originó 24.6 kilómetros desde la profundidad,  con un sinnúmero de replicas.

Por ahora, afortunadamente, la información oficial habla de saldo blanco, es decir no hubo victimas mortales, falta ver si no hay daños estructurales en las viviendas de la gente, porque eso también duele y mucho a nuestro pueblo.

Ahora el dolor llega a mas de una decena de mexicanos que murieron ante la extraña caída de un helicóptero que llevaba a políticos a no se que cosa en el área del sismo, la suspicacia del pueblo, hace que la mente vuele, sabrá Dios que habrá sucedido, pero la tragedia esta a la vuelta de la esquina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *