Epidemia de renuncias

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

La gente lo sabe, no es normal, que un político que ha buscado toda la vida tener puestos importantes, de la noche a la mañana, presente su renuncia. Pocas son las razones que pudieran justificar tal decisión. Por supuesto que la numero uno es la salud, desgraciadamente, está “tan quemada” la excusa que pocos creemos en ella y ms bien, la tomamos como una de las mas grandes mentiras que hay en la política. Otra razón podría ser un ascenso, lo cual es muy válido. El haber hecho una gran “regada de tepache”, como por ejemplo, usar tus influencias para hacer que un avión comercial te espere hasta que llegues, también puede suceder.

MEDINA MORA

Eduardo Tomás, originario de la ciudad de México, abogado prestigiado y con una carrera envidiable en el servicio público, encumbrado por los gobiernos panistas, con los que fue director del CISEN, dueño de todos los secretos mas trascendentes de políticos y gente importante en la sociedad, Secretario de Seguridad, Procurador de la República, Embajador en Inglaterra y en Estados Unidos y Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Estaba siendo investigado por movimientos sospechosos de dinero en cuentas bancarias fuera de México. Una de las feas costumbres de los políticos mexicanos y que no nos es novedad, muchos lo hicieron antes, como por arte de magia, aparecer sumas de dinero impresionantes y depositarlas en lugares donde según su basta inteligencia nunca los detectarán. Seguramente hay muchas otras cosas por abajo del agua. Lo que llama la atención es que siendo un hombre de tan alto nivel en el poder judicial, no haya permanecido para tratar de “proteger el pellejo”. Se asoma la posibilidad de una negociación en la cual, él abra la boca y revele los secretos que seguramente atesora en la caja fuerte de su memoria y de esa manera tratar de terminar su vida un poco mas tranquilo, bueno, cuando menos disfrutando la maravillosa libertad.

Me queda la incógnita si este suceso no estará relacionado con la información que está proporcionando Juan Collado en sus declaraciones, porque si así fuera, hay varios que ya deben estar haciendo maletas y programando una cirugía plástica para no ser reconocidos, por ejemplo don Luis y don Enrique, por pensar solo en algunos nombres.

AHÍ ESTÁ EL DETALLE

Por cierto, que la reflexión debe ser profunda, si un Ministro de la SCJN trae tanta cola que le pisen, entonces, ¿en manos de quien estamos?, es en realidad, la verdadera razón por la que en México impera la impunidad, por la que no hay justicia. Cuando vemos los juzgados rezagados y que los casos no se mueven si no les das su dinerito a los secretarios o se llega a negociaciones con los amigos de los jueces. La inseguridad en México no se va a componer mientras que no se arregle de forma integral todo el sistema, porque de nada sirve que detengan a un delincuente si el juez lo suelta o quitarle bienes a un grupo criminal para que un magistrado se los devuelva. Por eso, el pueblo grita, limpieza del sistema judicial urgente.

JESÚS ORTA

Por su parte el secretario de seguridad de la CdMx, también deja su puesto. Él dice que por cuestiones personales, pero la suspicacia me deja pensar que la verdadera razón está relacionada con la poca capacidad para contener los actos vandálicos que se han sucedido en los últimos días en la capital del país. No se han podido bajar los índices de inseguridad en la ciudad, como en todo el país, pero además, no se ve por donde, no se ve estrategia, no se encuentra la cuadratura al círculo y eso es suficiente, para que se busque una nueva opción, otro camino, nuevos proyectos. Por lo pronto, el economista graduado del Tec de Monterrey, no dejó buenos resultados, eso está muy claro.

CASO JALISCO

El General Daniel Velasco Ramírez también renuncia al cargo de secretario de seguridad. Jalisco, otrora región pacífica, resulta que no era de tal manera, sino que, escondían muy bien sus fechorías.

El descubrimiento de cientos de cadáveres clandestinamente enterrados en bolsas negras o la torpeza administrativa de guardar cadáveres en cajas de tráiler, dejan muy claro que en el estado, la violencia tiene mucho tiempo que se ha alojado y no podemos echarle la culpa al gobierno de Alfaro ni a la 4T.

Percibimos desde nuestra trinchera de comunicación que el General nunca tuvo el ambiente propicio, para trabajar por la seguridad del estado. Siempre nos dio la impresión, que la burocracia que lo rodeaba no le era empática, por decir lo menos. Es más, llegamos en ocasiones a percibir, que se hacía lo posible para que dejara el cargo, porque evidentemente no era del equipo.

La “vara está muy alta”, ahora, mediremos puntualmente, qué tanto mejoran los resultados del combate contra la inseguridad. Porque de no mejorar esto, tendrá que cambiarse todo el equipo de seguridad y esto debe ser rapidito, porque los jaliscienses ya se cansaron y no tienen ganas de seguir esperando, así es que o funcionan o se van.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *