Democracia o manipulación

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

No es un asunto de países, ni de economías, ni de razas. El poder tiene mucha capacidad adictiva. El que llega a saborear sus mieles, simplemente no lo quiere dejar. Apellídese Trump, Calderón o Idí Amín, donde quiera es lo mismo.

Lo que me parece trascendente es, que se respete la voluntad del pueblo, en cualquier cultura, lugar o circunstancia, siempre lo primero debe ser el consenso de los integrantes de una sociedad. Cuando la democracia se oscurece porque hay grupos o personas que les interesa manipular los resultados, para acceder o para mantener el poder, es simplemente reprochable.

BIDEN O TRUMP

De repente se soltó la efervescencia, que nos inundó y todo mundo andaba interesado en los resultados de las elecciones del vecino país del norte, algunos hasta emitían sus “sabias opiniones”, si ni siquiera saben lo que pasa en su municipio y aseverando cosas que no les constan a favor o en contra de alguno de los dos candidatos.

Se les olvida que la política no es para el que le gusta, sino para el que le entiende y la verdad que las cosas en aquel país, se encuentran muy complicadas. Ahora bien, que gane quien gane, no podemos pensar que seremos prioridad para ninguno de los dos contendientes, ellos tienen sus agendas y sus asuntos que les importan y por supuesto que lo que pasa allá, finalmente puede repercutir acá, pero siempre ellos pondrán primero sus necesidades y sus proyectos.

Trump ha denunciado que ha habido manipulación de las elecciones y que va a pelear en los tribunales. Los demócratas ya celebran el triunfo. Sin lugar a dudas la pérdida de puntos del todavía presidente, pasan por el cobro de factura que le están dirigiendo, muchos que se han sentido ofendidos en diferentes circunstancias, como por ejemplo los medios de comunicación, con los que nunca pudo o quiso tener buenas relaciones.

ENCUESTADORAS, NEGOCIO EXTRAÑO

Una de las cosas que nos dejan muy confundido, es que las llamadas casas encuestadoras quedaron nuevamente muy mal con el resultado final de las elecciones en Estados Unidos. Vaticinaban que el triunfo de Biden sería muy sencillo y aplastante y finalmente, lo que decían fue muy equivocado. Los resultados fueron muy cercanos y son tan apretados, aunque entiendo que todavía no está el resultado final.

Desgraciadamente, queda cada vez más la idea clara que las casas encuestadoras se han convertido en negocios con las que los políticos quieren cubrir las realidades. Ahora bien que debe haber empresas encuestadoras buenas, serias, confiables y honorables también, pero la mayoría han quedado mal con sus pronósticos.

JALISCO

Pareciera que es el día de año nuevo, las calles lucen solas, las plazas comerciales cerradas, el transporte público ausente y mientras tanto esta semana escuchamos el segundo informe de gobierno. Llaman la atención muchas cosas, pero esencialmente seguimos teniendo dos problemas que deberían convertirse en la agenda prioritaria del estado. La seguridad y la salud. Ni somos un estado seguro ni hemos llegado a la atención a la salud que merecemos.

Entendiendo que el covid-19 nos ha puesto de cabeza, pero ni ese, ni muchos otros problemas de salud han podido ser controlados. Por supuesto que entiendo que el informe de gobierno es tradicionalmente una manera de echarse porras a si mismo, aunque los mensajes no sean muy apegados a la realidad o quizá, la realidad que ven los políticos y la que ve el pueblo son muy diferentes.

COVID-19

Muchos países se encuentran muy preocupados por los incrementos de contagios de Covid-19. La vacuna sigue sin estar cerca, ni confiable. Los medicamentos que curen la enfermedad no existen. Entonces, solo queda una opción, educarnos entre todos y disciplinarnos para tener un cubre bocas que les cubra boca y nariz. Hay países que ya están buscando otras formas de controlarlo, como Eslovaquia, solo por poner un ejemplo. La pregunta del millón aquí es, ¿cual es el plan nuestro para dominar los contagios? ¿Existe alguno? O solamente la idea es cubre bocas y ya.

Es momento de buscar cómo ejercer la autoridad, para los que no se quieren tapar la boca y nariz y eso solamente se puede realizar legislando y no veo a nadie, ocupado en hacer leyes que nos lleven a poder castigar a los que se entercan en seguir poniendo el mal ejemplo, andar sin cubrirse boca y nariz y seguir la vida de fiestas y francachelas que les gustan. El asunto no es tan complicado, el que no cumpla, debe tener una pena porque si no se hace así, seguiremos en un circulo vicioso que o se podrá detener. La emergencia es ya y es tomar en serio el problema y el que no quiera debe de tener un castigo.

Nos encontramos la siguiente semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *