Autoridades secuestradas

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

No es fácil ordenar las cosas en nuestra patria. Las malas costumbres de antaño reaparecen. Cuando hablamos de inseguridad, cuando vemos que cada 15 minutos se asesina a un mexicano y todos los días se violan los derechos de la gente buena, nos esperanzamos en que el nuevo gobierno, encuentre la estrategia adecuada para regresar la paz y la tranquilidad.

Pronto despertamos del sueño, cuando somos testigos que un grupo de choque de los antiguos políticos del PRI, secuestra al poder legislativo en momentos claves para que se aprobara el presupuesto para ejercer el año de 2020. Si no se respeta ni la casa donde se hacen las leyes y los mismos tienen que salir huyendo a buscar otro lugar para radicar, ¿que podemos esperar los simples mortales?

ANTORCHA CAMPESINA

Movimiento que nace en el año de 1974, en la Mixteca Poblana, por estudiantes agrónomos y campesinos que (supuestamente) tienen el objetivo de “combatir la pobreza”, ha sido uno de los claros bastiones para mantener el poder del PRI, que incluso, fue uno de los movimientos que apostaron fuertemente para que Meade llegara a Los Pinos. Desgraciadamente para ellos, no se les cumplieron sus objetivos y la historia de intercambios, de apoyo por dinero se ha terminado. Piden casi 4 mil millones de pesos, para seguir con su cruzada “para terminar con la pobreza” y como el gobierno actual no ha cedido a sus “negociaciones”, aplican sus conocimientos de presión política para conseguir su dinerito y seguir haciendo su “labor social”.

TRISTE ESPECTÁCULO

Los diputados transportados en camiones para llevarlos a un lugar alterno, porque no pueden ingresar a su recinto oficial. Entiendo, que no hay que apostarle a la agresión, pero muchos exigimos que se le apueste al respeto a las leyes, a que el estado de derecho prevalezca. No podemos seguir viviendo en un país, donde por “respetar los derechos de libre expresión” de 200 manifestantes, se aplastan los derechos de miles de mexicanos, que tenemos que agachar la cabeza y buscar alternativas para llegar a nuestros destinos. El fenómeno afecta el derecho, pero también afecta la salud, la contaminación, la economía, la imagen, al turismo y sobre todo afecta la moral que llevamos todos “apachurrada” desde hace muchos ayeres porque tenemos que “seguir tragando camote”. Seguimos esperando que el líder máximo haga que prevalezcan los derechos de las mayorías. Seguimos esperando que los que pasen por encima de la ley, sea con una manifestación con un secuestro, con un asalto o con un asesinato, paguen por sus delitos.

LAS MALAS MAÑAS

Desgraciadamente, parte de nuestra historia está plagada de este tipo de negociaciones “en lo oscurito”, especialmente con los sindicatos o grupos políticos. Si estos necesitan 3,800 millones de pesos al año para vivir, imagínense cuánto necesitaba la maestra, o los electricistas, que se hablaba de mas de 30 mil millones de pesos anuales. Por ahí también se iba la riqueza de nuestro México, por un sistema diseñado para mantener el poder a costa de lo que fuera y darle “atole con el dedo” a todos los mexicanos.

ESPERANZA Y DESILUSIÓN

Veo un Presidente que tiene claro el panorama de lo que afecta a México, no tiene intención de negociar con los grupos que pudieran hacerlo fuerte para permanecer en el poder, está siendo austero, trabaja mucho mas de lo que nos tenían acostumbrados los mandatarios. Por otra parte veo que su equipo en lo general no está a la altura de las necesidades, hay dentro del gabinete demasiados “codazos y patadas” para hacer cotos de poder que están afectando la gobernabilidad. Veo la necesidad que el jefe máximo le de una miradita profunda para renovar su gabinete pronto, si quiere que sus planes de gobierno no se empantanen.

AHORA COLOMBIA

El turno es de Colombia, esta semana, los desmanes le tocaron a nuestros hermanos cafetaleros. Pareciera que estuviéramos presentando la gira de un espectáculo siniestro. Perú, Ecuador, Honduras, Chile, Bolivia, ahora Colombia, hay quien dice que en la gira está anunciado, próximamente Brasil y quien sabe quien seguirá después.

LAS COINCIDENCIAS NO EXISTEN

Todo se inicia con la llegada al poder de Iván Duque que dejó molesto a grupos poderosos de opositores y desde el mismísimo día que se decretó su triunfo electoral se gestaron los movimientos que estamos viendo ahora. El detonante es lo que llaman “el paquetazo”, que es un a serie de reformas legislativas que dicen son parecidas a las que impusieron los del PRI en México hace seis años.

Pero no podemos olvidar que en el 2017, en las estadísticas del Banco Mundial se señaló a Colombia como el segundo país con mayor desigualdad social de América Latina y el séptimo del mundo. Además tiene otros dos componentes fuertes de problemas, que son la corrupción y las guerrillas que los afectan desde hace varias décadas.

Pareciera que hay fuerzas extrañas que están buscando detalles para encender la flama en todo el continente. Nadie gana con la violencia, las muchedumbres son irracionales. Es algo que deben reflexionar los que todas las mañanas en nuestro país, se despiertan echándole leña al fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *