ATRACO !! México me duele…

Entre nos Última hora

Por Alvaro Erramuspe

El pasado lunes viajando en UBER desde Santa Fe hacia la Colonia Roma en la Ciudad de México fuí detenido y asaltado por 4 chavos con pistola.

Es la primera vez que me pasa en 15 años que llevo en México.

Para peor llevaba mis maletas para el viaje que realizo hacia el cono sur.

Más allá de una maleta que ciertos artículos de valor, algún dinero y hasta un regalo de San Valentín que me llevaron, unos minutos son suficientes para tomar conciencia que la vida se puede terminar sino satisfacemos las necesidades de estos chavos cuyo valor de la vida vale muy poco.

Saben que en esos poco minutos u obtienen todo lo que pueden o lo pueden perder todo también si el que va dentro del vehículo saca también un arma y les dispara.

Afortunadamente y por diversas circunstancias que ayudaron, sólo la pérdida material y algo afectivo se fue con ellos. Mi indignación y esa sensación de que se te puede terminar la vida sigue presente.

Luego de pasados varios días y a más de 10 mil kilómetros de distancia continuo con la sensación de impotencia pero no sólo por el hecho sino por las circunstancias que llevan a estas personas a actuar de esta manera y me permito compartir esta reflexión de mi México que me ha permitido vivir y proyectarme al mundo.

Sin lugar a dudas este país ofrece muchas oportunidades pero también muchos contrastes.
1000 personas cuentan con un patrimonio de 1000 millones de dólares, uno de los hombres más ricos del mundo por un lado.
Por otro lado casi 60 millones de personas por debajo de la línea de pobreza, 28 millones de personas indigentes; es decir que no tienen los ingresos suficientes para una buena alimentación.

Este contraste social hace que los que más tiene levanten cada vez más muros y rejas para aislarse de todo el resto de la sociedad y especialmente de estos sectores marginales, pero que son la mayoría de la población.

Está más que demostrado en el mundo que si una sociedad no busca al menos la igualdad de oportunidades, tarde o temprano se encuentra con estas situaciones, que parecieran que son estadísticas, hasta que te toca vivirlas.

No justifico los hechos. Pero aquí radica el principal problema que los ocasiona. Y si esto no se busca corregir, seguiremos viviendo y exponiéndonos a que a cualquiera de nosotros le pueda suceder.

Me da risa y a su vez tristeza cuando a través de los medios se busca satanizar a figuras políticas o a organizaciones que pueden ser un peligro para México cuando la realidad muestra que México ya está en una situación de peligro para la mayoría de la población.

La tabla que enseño muestra lo bajo que está el país en relación a los salarios, incluso hasta peor que otros que no deseamos tener.

Más triste aún que personas con preparación se sumen a esta campaña mediática, cuando deberían de analizar las diversas propuestas que los partidos presentarán para las campañas presidenciales de Julio. Por supuesto que quien no ha gobernado el país tiene el beneficio de la duda frente a los que ya han estado y los resultados de lo que hicieron están a la vista. Esto no le da a nadie vía libre para hacer lo que quiera, pero en la medida que la población tome conciencia de esto será mayor el control que se ejerza sobre ellos.

Me hace acordar cuando en Uruguay durante los casi 30 años que le llevó al Frente Amplio llegar al poder, la oposición que estuvo casi 150 años, decía a la población que si ganaba este partido los hijos de las familias que nacieran se los iban a llevar a Cuba o a Rusia. Finalmente hace 15 años que el país ha tenido un crecimiento con cifras de hasta 9 %, con reducción del 28 al 10 % de la población por debajo de la línea de pobreza, 0 % de indigencia y la mayor inversión extranjera directa en la historia del país.

Durante los estudios de economía que realicé en Estados Unidos revisé todos los planes nacionales de desarrollo (PND) que México ha tenido desde 1982 hasta el 2011 en el combate a la pobreza, el desempleo, el rezago educativo, etc.

Los miles de millones de pesos que se destinaron a estos proyectos fueron beneficiosos para los que trabajaron en ellos pero los beneficios de esos trabajos no llegaron a la gente a la que fueron destinados estos proyectos. Podrá haber muchas opiniones al respecto pero los indicadores de desarrollo que hoy tenemos así lo demuestran.

Por lo que, a pesar de mi sentimiento de impotencia, de susto que me ocasiono el saber que podría haber perdido la vida, México me duele esta situación.

Invito a toda la ciudadanía a que reflexione seriamente sobre las mejores alternativas para este país. Los cambios no son ni serán fáciles, pero si el rumbo no cambia la sociedad en su conjunto no podrá gozar realmente de la libertad, de la democracia, del respeto a la vida y de tantos valores que queremos para ella y para nuestros hijos….

Un ciudadano uruguayo, que trabaja para el mundo, pero que radica, agradece y quiere lo mejor para México

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *