Disminución del presupuesto en salud

Salud y Ciencia

Una disminución del presupuesto en salud podría, dependiendo el nivel de ingresos, incrementar el gasto de bolsillo de los individuos. Por otro lado, la reducción de recursos disponibles para atención a la salud también puede impactar al número de usuarios de las instituciones públicas, señala el reporte del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (Ciep) con base en cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Hacienda.

Detalla que para este año el gasto per cápita que el gobierno otorgará en salud será de 3 mil 615 pesos, una cifra que es 211 pesos inferior a los 3 mil 826 que se gastaron en dicho rubro hace seis años, mientras en el mismo lapso el presupuesto total destinado a la función salud pasó de 580 mil millones a 569 mil millones (a pesos constantes de 2018).

El análisis, elaborado por la especialista Judith Senyacen Méndez Méndez, explica que la evolución del gasto en salud per cápita, permite conocer la tendencia que presenta el gasto por persona y de esta manera, medir la cantidad monetaria a la que en teoría, tendría acceso cada individuo a través de medicamentos, consultas, médicos, etcétera.

Alerta que tan sólo entre 2014 y 2016 el número de usuarios de las instituciones y programas de salud se redujo en 5.6 millones de personas.

El estudio diferencia el gasto en salud per cápita considerando el número de personas afiliadas reportado en las cifras oficiales de aquellas que se autorreportan afiliadas a cierta institución o programa.

En el primer caso, señala que el gasto per cápita por afiliado se redujo en las instituciones que brindan servicios de salud a población asegurada como el IMSS (6 por ciento), el Issste (5 por ciento) y Pemex (41 por ciento), mientras en el caso del Seguro Popular y el IMSS-Prospera, tuvo incrementos de 0.35 y 3 por ciento, respectivamente, para la población beneficiaria.

Sin embargo, explica que en términos comparativos, mientras el gasto per cápita destinado a la población no asegurada se ubica por debajo del promedio, el gasto per cápita en IMSS, Issste, Pemex, Sedena y Semar, se ubica por arriba.

Por otra parte, señala que la población que se reconoce derechohabiente de una institución de salud difiere respecto a las cifras oficiales.

El estudio define como afiliación reconocida a la población que revela su situación de derechoahabiente a una institución o programa de salud en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *