Secuestros de pipas en Ciudad de México

Nacionales

En Iztapalapa, en el oriente de la Ciudad de México, la falta de agua es tal, que se han vuelto comunes los “secuestros” de pipas (camiones cisterna) que la transportan.

“Me pusieron una pistola en las costillas. Me pidieron que me bajara de la pipa en la que iba para llevar agua para la unidad habitacional donde vivo. El chofer que iba manejándola me dijo que obedeciera, que no valía la pena arriesgar la vida”.

Quien cuenta esta historia es Judith Varela, de 53 años, una vecina de la Unidad Habitacional el Vergel de Santa Cruz.

La Ciudad de México es una de las grandes urbes en el mundo que tiene más problema de falta de agua. Judith Varela lleva un registro del agua que llega por pipas a la unidad habitacional donde vive en Iztapalapa.

Judith Varela trabaja como correctora de estilo para una casa editorial, y dedica buena parte de su tiempo libre a tramitar que las autoridades envíen agua en camiones cisternas al conjunto de 25 edificios, de 20 apartamentos cada uno, donde vive con su familia.

“A pesar de todos estos esfuerzos nos llega una pipa para todos los edificios cada 4 o 5 días. Y cuando llega se acaba en medio día”, cuenta a BBC Mundo.

Desde hace 20 años que estos edificios se construyeron, han tenido problemas de suministro de agua por la red. Pero, en última década el problema se ha vuelto aún más severo y en los últimos años casi insostenible.

La capital mexicana es una de las grandes ciudades en el mundo con probabilidad de quedarse sin agua, según un estudio hecho por científicos de varias instituciones de prestigio publicado en la revista Global Environmental Changen 2014.

Los vecinos de Iztapalapa tienen que recolectar la poca agua que llega por la llave o por pipas.

La ciudad tiene problemas con el uso de su agua subterránea lo que significa que “una gran parte de lo que está disponible está siendo usada“, explica Rob McDonald, a cargo del estudio.

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre, dice que los problemas se harán más grandes en 20 ó 30 años y que en 50 podría agotarse.

Aguirre dice que en los últimos meses los ciudadanos sufrieron escasez debido a que “se juntaron distintos problemas”, entre ellos menciona dificultades técnicas, mantenimiento de las tuberías y fugas.

“Iztapalapa está lejos de las principales fuentes de abastecimiento”, explica Aguirre. Dice que requiere inversiones de al menos 6 años para poder mejorar el servicio de manera sustancial.

El agua se ha vuelto un gasto muy grande. Algunas familias gastan más de una sexta parte de sus ingresos en garrafones.

Ahora para los vecinos de ese lugar tener agua es el mayor lujo para ellos. También es uno de sus grandes gastos. Los vecinos tienen que comprar agua en garrafones.

Fuera de la unidad habitacional, en otras partes de Iztapalapa la situación también esdesesperada.

“Cuando nos llega un poco de agua por la red llega muy sucia, amarilla o verde. A mi hija de 3 años la baño con agua de garrafón porque si no le salen ronchas”, explica Gabriela Martínez.

En la última década el problema de falta de agua en Iztapalapa ha empeorado.

Iztapalapa es una ventana al futuro de lo que pasará cada vez más en la Ciudad de México.

 

© Proporcionado por Animal Político

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *