Violencia en asambleas de Morena

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Quizá sea la naturaleza humana la que no deja avanzar la política, especialmente en nuestro país. El deseo de tener el poder, hace que las personas rompan todos los esquemas, incluso los valores que muchas veces pregonan que tienen. La guerra que existe en todos los partidos políticos por acceder a los puestos cupulares ha hecho estragos tan grandes, que el mismo partido dominante que cambió varias veces de nombre y terminó denominándose revolucionario institucional, está en estos momentos hecho pedazos en lo interno y ante la sociedad muy devaluado.

Ni que decir del Partido Acción Nacional, que tuvo la oportunidad de gobernar a la nación y la desperdició, porque no fue congruente en lo que prometió y lo que terminó haciendo.

Por su parte, la izquierda se fragmentó rápidamente en grupitos que tiene al PRD a punto de desaparecer. Ahora, el turno es para Morena, que en su directiva nacional trae una guerra intestina, donde muchos quieren meter la mano para quedarse con todas las fichas, las cosas parecerían sencillas vistas desde la barrera, si su presidenta actual los llevó a ganar tantos espacios en la vida política, quiere decir que es un elemento valioso y deberían de preservarlo, pero en lugar de eso, se han dedicado a producir “fuego amigo” para tirarla al precipicio.

DEMOCRÁTAS DE BOCA PARA AFUERA

Jalisco es uno de los estados mas importantes para la nación, especialmente por sus connotaciones culturales y productividad. Sin embargo, en cuestiones políticas ya hace tiempo que viene dando tumbos y en realidad, se ha estancado en su crecimiento, porque los políticos en el poder no han sabido darle el lugar que merece.

Jalisco también votó por un cambio a nivel federal en las pasadas elecciones, pero Morena no pudo o no supo unirse en torno de un proyecto estatal.

Tampoco han podido amalgamar las diferentes corrientes internas, para formar su partido en el estado. Desde niveles centrales delegaron a Hugo Rodríguez para que coordinara los trabajos para formar el partido a nivel estatal.

Todo estaba dado para que este pasado sábado, se iniciara este proceso con asambleas distritales que culminarían con los nombramientos de los delegados de cada una de las demarcaciones. La idea era conseguir 200 delegados distritales que serían el primer paso de formación de la representación estatal del partido que está gobernando la nación.

Las cosas empezaron muy mal, ya que los listados de afiliados son un verdadero “desbarajuste”, en donde muchos militantes desde la formación original del partido han sido “rasurados” y por regla, en la convocatoria solo tendrían autorizada la participación, los que se hubieran afiliado hasta 2017. Como si los militantes que se afiliaron después no tuvieran derechos. Como si los que votaron por su partido para llevar a AMLO a la presidencia, de repente no existieran. De esta manera fueron discriminados muchos verdaderos morenistas que quedaban fuera de las posibilidades de emitir su voz y voto en las asambleas distritales.

A RIO REVUELTO

Las asambleas resultaron ser un caos, por lo menos y oficialmente en los Distritos 2, 3, 5, 7, 8, 9, 10, 16 y 17, no existieron condiciones para que se realizaran los trabajos programados de manera leal y transparente. Es más, hubo hasta robo de urnas y las cosas llegaron hasta los balazos.

Esto no puede ser considerado como episodios aislados, en donde unos delincuentes se metieron a robar celulares. Esto fue un plan orquestado para crear el caos, para revolver el rio. De tal manera que mi humilde suspicacia llega a pensar que todo está dado para que desde el centro se declare que al no haber condiciones para llevar a cabo la formación del partido, se determine desde aquellos lares, todo lo conducente a Jalisco.

CUANDO LA PERRA ES BRAVA

Inocuo sería tratar de echarle la culpa a la inseguridad, de los hechos que sucedieron el 12 de octubre en Jalisco. Esto fue un plan bien orquestado. La pregunta es, ¿de parte de quien? Algunos sin prueba alguna, hablan del gobierno del estado, otros del partido que será el rival mas importante en el 2021, también se habla de que podría ser orquestado por el grupo que estaba antes manejando los destinos del partido, especialmente para las elecciones del 2018, también se dice que pudiera ser el grupo universidad.

Lo que yo alcanzo a percibir, es la falta de un liderazgo respetado por todos los sectores, que deben formar este partido en el estado. Se está cobrando la factura a los que en algún momento desdeñaron a los verdaderos morenistas y los hicieron a un lado, para aliarse con gentes que venían de otros partidos. Ejemplos hay muchos. Yo solo pongo el de Tequila donde de último momento, se ignoró a los morenistas que habían trabajado con sangre, sudor y lágrimas y postularon como candidato a un ex presidente municipal que nunca había militado, ni trabajado por la causa. Este es solo un ejemplo y se repitió en muchas ocasiones, de tal manera que todo esto dejó heridas abiertas que nadie se ha preocupado por sanarlas y el resultado es el gran “despapaye” que se vivió en este día de la raza, en donde quedan muestras, que por lo menos, en el partido de Morena todavía hay mucho trabajo por hacer, bueno, si es que quieren ser tomados en serio.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *