Uno mas a las rejas

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

¿Cuál debe ser el sentimiento de un tipo, que hace apenas unos meses, era dueño del poder absoluto en nuestro país y manejaba todo el dinero del mundo?, se dice que hasta tenía lo que se llama derecho de picaporte en la oficina del presidente.

¿Cómo se valora haber hecho un error tan garrafal de abusar del poder y correr de manera bastante fea a quien investigaba los delitos electorales?

Cómo da vuelta la vida, cuando el que fue corrido ahora es quien los persigue y lo hace sin piedad, por todo el mundo. Emilio Lozoya, quien fuera el todo poderoso de la empresa más importante del país, quien se manejaba como gran Jeque Árabe, después de ser y hacerse sentir como el que manejaba la caja chica más importante del gobierno, ahora duerme en una prisión en España. Son miles de millones de pesos los que se fugaron durante su mandato en Pemex, hay mucho bajo el agua, que no ha salido a superficie. Sabedor de que lo andaban buscando, se movía constantemente por países de Europa, para no ser detenido, andaba buscando tener una reunión privada con su amigo y ex patrón en algún punto cercano de donde fue detenido. Todavía tuvo el descaro de negar su nombre, se identificó con una licencia de conducir falsa, pero a la hora de la hora, fue identificado y llevado a la cárcel.

Su abogado, Javier Coello, que es uno de los hombres famosos por defender este tipo de asuntos, porque el otro también está en prisión, amaga con una frase lapidaria, “Emilio no se mandaba solo”, lo cual envía un mensaje claro, de que por lo menos el presidente sabía de todos los latrocinios y que ante su detención, estaría dispuesto a negociar, es decir, abrir la boca para explicar exactamente, cómo y por indicaciones de quién, se hicieron todas las “chuecuras” que nos tienen sumidos en broncas económicas a todo el país.

EMPRESARIOS Y AMLO, COMPROMISO SOCIAL

Sigue dando de qué hablar el famoso avión presidencial, el actual mandatario no se ha podido deshacer de él, y esto ha dado paso a que con su colmillo largo y retorcido en asuntos políticos, se maneje de muchas maneras el tema. La noticia de la semana es la cena que tuvieron un grupo de empresarios y el jefe de la nación para que compren boletitos para la rifa del gran pájaro presidencial de Peña Nieto.

No me queda la menor duda de la buena voluntad de los empresarios que están buscando de cualquier forma, activar la economía para que sus empresas puedan volver a operar normalmente. Aún cuando vivíamos en un mundo enlodado por la corrupción y la inseguridad, el cambio de gobierno creó, como es natural ante cualquier cambio, la desconfianza que se tiene ante lo desconocido y esto afectó mucho el primer año de gobierno. Además, si sumamos la mala leche de los que han estado echándole leña a la hoguera, esperando que las llamas de la justicia no los alcance y no verse descubiertos de todos los malos manejos y “cochupos” que realizaban para obtener grandes riquezas, disfrazando todos sus movimientos con las fachadas de sus dizque empresas legales.

Bien por los empresarios, que socialmente, se piensa que viven pura dulzura, sin embargo, la realidad, es que muchos de ellos tienen que hacer esfuerzos sobre humanos para poder subsistir y a final de cuentas son los que crean los empleos y activan la economía, también, bien por el presidente, que en su segundo año de gobierno, está tratando de construir la confianza, para que nuestro país vuelva a activarse y eso solo se puede hacer, haciendo equipo con todos los sectores de la población, donde son esenciales los empresarios.

LA GUARDIA NACIONAL EN LAGOS

La visita del Presidente, durante el fin de semana a la región de los altos de Jalisco, nos deja dos reflexiones, la primera es sobre la llama de la esperanza que tenemos todos, de que nuestro estado regrese a ser la región de paz y seguridad donde estábamos acostumbrados a vivir. Recuerdo que había la leyenda, que en San Miguel El Alto, la cárcel tenía las puertas abiertas, porque en ese pueblo no había delitos.

A ver si ahora con La Guardia Nacional durmiendo en casa, la inseguridad desaparece. La otra reflexión importante es nuevamente otra esperanza, ahora es la de que el Presidente y el Gobernador, olviden sus rencores para beneficio de todos en Jalisco.

Esperanzados estamos pues en Jalisco, a que ya llegue el apoyo a nuestro estado desde el centro del poder político y de que ya se haga algo por la gran inseguridad que existe, porque es inadmisible, que ni siquiera podamos ir a comernos unas crepas en providencia, porque llegan los cacos y despojan de todas sus pertenencias a los comensales, como quitarle un dulce a un niño.

Hasta la próxima semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *