Machetazo a caballo de espadas

Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

De la forma como estamos acostumbrados, muchos gritos, bastante nerviosismo y demasiados “expertos, relatores del apocalipsis” que predecían la desaparición de nuestra nación, porque nos iban a poner un impuesto del 5%, a los productos que entran al vecino país del norte.

Así vivimos, desde que el 30 de mayo pasado al presidente americano se le ocurrió “twitear”, que nosotros somos los culpables de la drogadicción y de los problemas migratorios que hay en su territorio.

El asunto causó un gran revuelo en nuestro país, para algunos, fue la gran ocasión de proponer la unidad nacional, para otros, fue una oportunidad maravillosa para sacar la frustración de tener un presidente, que no es de sus simpatías o aliado de sus intereses.

EL PROBLEMA EXISTE

En realidad, el problema es grande, algunos datos son alarmantes, por ejemplo, según la jefa de la patrulla fronteriza de los Estados Unidos, Carla Provost, en lo que va del año, se han detenido a 230 mil niños ilegales, que han ingresado a ese país; 6,748 migrantes fueron devueltos por las fronteras de México del 29 enero a 20 de mayo y de los cuales los mexicanos son prácticamente cero.

El dato mas alarmante, es que, en el mes de mayo, detuvieron por cruzar ilegalmente a mas de 144 mil migrantes, en su mayoría, de Guatemala, Honduras y El Salvador, de los cuales 57, 718 eran niños.

Cabe decir, que también para nosotros es importante solucionar este problema de las caravanas de migrantes.

LA DIPLOMACIA SE IMPUSO

Por mas que algunos siguen “prendiendo las veladoras”, para que a nuestro país le vaya mal, el presidente mexicano, en forma serena, solo escribió una carta de respuesta y mandó a una delegación a Washington para buscar soluciones. Decían que Trump, no quería negociar con Ebrard, porque en alguna ocasión en redes sociales había hablado mal de él como candidato, apoyando a Clinton abiertamente, bueno, hasta les criticaron su forma de vestir y “¡pácatelas!, que les callan la boca, cuando una semana después, se ha llegado a un acuerdo y los impuestos no se aplicarán.

Por supuesto que ahora, los mismos “adversarios” como les llama AMLO, dicen que entregaron la nación, o sea que de todas maneras “los cuerna el toro”. Lo bueno, es que muchos apoyaron abiertamente la unidad en torno a los liderazgos actuales de la nación, como por ejemplo, el señor Alberto Balleres, o Carlos Salazar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, o la misma Arquidiócesis de México.

A final de cuentas, lo importante, es que, se pudo solucionar por el momento esta crisis y que Marcelo Ebrard demostró que tiene tamaños para el puesto que está desempeñando. Y como dice la canción, “los demás, que murmuren”.

ESTÁ LLOVIENDO FUERTE

En medio de la crisis del 5%, apareció otra “zancadilla”, resulta que las calificadoras de riesgo de inversión, bajan las calificaciones para Pemex y para CFE, noticia, que da carnita a los que todo lo ven mal.

Algunos ni saben lo que son las calificadoras, otros no tienen mucha confianza en las formas de evaluación, pero a decir verdad, nadie debería de asustarse con estas noticias.

Todos sabemos que las dos empresas paraestatales fueron saqueadas, que no están en sus mejores momentos, ni de eficiencia, ni de productividad. Además, que yo sepa, el gobierno no está pidiendo inversiones en ninguna de las dos, por el contrario, se ha propuesto un esquema de austeridad para invertir en esas empresas para sacarlas del “pantano” financiero, donde se encontraban. Qué extraño, que las calificadoras veían mejor a Pemex, cuando reportaba pérdidas cada trimestre.

El presidente se limitó a decir que la realidad es que la economía está estable, el peso continúa en valores muy semejantes a cuando tomó posesión, la inflación no se ha disparado “a pesar que está lloviendo fuerte, pero ya parará, como dijo chicoché”.

O sea, que por lo pronto, “que no panda el cunico”, como decía Chespirito, porque no todo está perfecto, pero los que no tenemos filias o fobias, podemos ver que se están haciendo esfuerzos para sacar al país adelante, basta analizar el reporte de que PEMEX no solamente ya no tiene pérdidas, sino que empieza a reportar ganancias y sigo pensando que parte de las turbulencias son causadas porque no estamos acostumbrados a que nos hablen con verdad y transparencia, por lo que tenemos que aprender a vivir en un mundo diferente.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *