Las costillas del tigre

De opinión Entre nos Última hora

Por Alfredo Ponce //

El paseo de la reforma es la calle mas bonita del país, fue construida para que Carlota transitara sus casi 15 kilómetros en elegante carruaje, desde el suntuoso castillo de Chapultepec hasta el palacio nacional.

Con el tiempo, los motores, la contaminación y el ruido, se apoderaron de la avenida.

Pero hoy todo es silencio, los autos no pueden transitar, son jóvenes los que caminan por la avenida, y no gritan nada, no dicen palabra alguna, de hecho algunos llevan tapada la boca con cinta adhesiva, hoy el silencio es el grito mas elocuente de reproche a lo que sucede en el país.

POR QUIEN DOBLAN LAS CAMPANAS

El 3 de septiembre las ideas de alguna mente siniestra se llevaron a cabo, por razones que no alcanzamos a comprender todavía. La historia inicia en Azcapotzalco, en el Colegio de Ciencias y Humanidades, que es una preparatoria del sistema UNAM. Los estudiantes se sintieron agredidos cuando las autoridades les desaparecieron unos murales que sentían como identidad propia del estudiantado, por eso decidieron ir a manifestarse en la explanada de la rectoría de la UNAM, pero alguien quiso evitar el escándalo y “dar un escarmiento”. De manera repentina aparecieron camiones llenos de jóvenes, que portaban “jerseys” de futbol americano, no venían en son de paz, traían largos maderos y una furia inusual para atacar a los manifestantes, que dentro de su pliego petitorio pedían mas profesores, menos cuotas y grupos más pequeños en las aulas.

LA MANO QUE MECE LA CUNA

Sería “estúpido” pensar, que los agresores aparecieron espontáneamente. Alguien en algún lugar, sigue viviendo en la década de los sesenta, cuando la represión en las universidades se hacía por medio de grupos de choque, como en los sindicatos de Chicago, donde se tenían grupos que usaban para reprimir las manifestaciones en la primera mitad del siglo anterior. Es un hecho, algunas universidades publicas se convierten en botín resguardado por “porros” que son generalmente “fósiles” violentos que reciben un sueldo, para reprimir, lo que no convenga a las autoridades .

En un país, donde nada se aclara, ¿podremos saber quién dio la orden de agredir a los muchachos de Azcapotzalco?, ¿podremos saber quién maneja y patrocina a los porros?

El 3 de septiembre los muchachos que partieron del parque de la bombilla con dirección a la rectoría, solo querían sus murales, sus clases y sus profesores. Ahora el tigre está despertando, el reclamo es diferente, queremos saber quién mandó la agresión y queremos el país que nos merecemos.

50 AÑOS Y MÉXICO NO DESPIERTA

Hoy es 13 de septiembre, son las once de la mañana y María tiene que tomar dos microbuses para llegar al metro “indios verdes”, después el objetivo es el Museo de Antropología, la cita es para salir a las 16 horas gritándole al pueblo que México les ha fallado a los jóvenes, les ha fallado a las mujeres, no se siente segura de caminar en las calles de su patria, sabe que los feminicidios acechan. También Carlos, Jorge y Juan llegan puntuales a la cita, ellos vienen a apoyar, también los trae la nostalgia porque ellos marcharon hace 50 años, como respuesta al informe de gobierno de Díaz Ordaz, cuando el pliego petitorio era encabezado por la libertad a los presos políticos.

Son las 20:19, el mitin se disuelve en el zócalo, María ve su reloj, espera llegar a casa a la media noche y sueña con que un día su patria sea diferente. Hoy no hubo gritos, hubo ilusiones, hubo protesta, hubo silencio por una mejor educación, porque es lo que nos puede sacar adelante y como decía Ralph Waldo Emerson: “El secreto de la educación, está en respetar al pupilo”.

SEPTIEMBRE MES DE LA PATRIA

Pareciera que a veces el destino nos marca a septiembre como un mes de recuerdos, en este mes se inició la independencia, también un 13 en 1847, los Niños Héroes pasaron a la historia, un 19 en dos ocasiones las entrañas de la tierra nos movieron hasta derrumbarnos y un 26 desaparecieron los estudiantes en Ayotzinapa. Esperamos que estos actos vandálicos del 3 de septiembre en la explanada de la rectoría, sí encuentren culpables y sean castigados, ya es tiempo que a nuestra patria la abrigue un poco de justicia.

MIENTRAS TANTO

El Congreso de la Unión tiene nuevos integrantes, Mario Delgado y Martí Batres están imponiendo su ley, no hay dispendios, alguien se esconde los cacahuates en la bolsa del pantalón, se detiene la reforma educativa y se quita el fuero. Parece que soplan vientos de cambio y esperamos que el cambio sea consistente y para bien.

Opinión: Las costillas del tigre

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *