ENTRE NOS

Entre nos Última hora

CUENTOS DE DEUDA Y CRECIMIENTO

Don Jorge Pérez, está estrenando auto, adquirió una Harley, también “enchuló” su casa y el camión de la tienda de hierro, llegó con muebles nuevos, una sala de piel, una televisión gigante y todo compró de lujo, se fueron a la playa y regresaron todos bronceaditos. Sus vecinos lo ven como un hombre exitoso, en la familia, todos contentos, hay dinero en los bolsillos, la bonanza llegó. Lo que nadie sabe, es que este hombre, que tiene a todos en la familia muy felices, pidió un préstamo a una empresa, que se dedica a esos menesteres y que firmó unos documentos en donde hipoteca la casa que le heredó su padre, compromete a sus hijos y a sus nietos, a que paguen con intereses el dinero que ahora los tiene gustosos, pero pronto se convertirá en una penuria por medio siglo. Por ahora, todos piensan que la familia Pérez ha crecido exitosamente, en realidad, esto es una ilusión, porque lo que ahora les da satisfacciones, no es dinero producido, sino prestado, que en el futuro lo esclavizará, no solo a el, sino a sus descendientes, incluso, a algunos que ni siquiera han nacido.

 

EL FAMOSO CRECIMIENTO DE MÉXICO

Así es el cuento de la economía de México. Ahora se quejan que no crecemos. En efecto, en otras épocas, había mas circulante, se entregaba a los estados y municipios mas capital, para que “hicieran obras” y pagaran su pesada burocracia, algunos, por ejemplo municipios de Michoacán, extorsionados, hasta le daban una parte de su presupuesto  a la delincuencia organizada, pero nos estaban engañando, como Don Jorge a su Familia, el dinero era prestado. El dinero que circulaba, era solo un engaño, se estaba hipotecando el país, se estaban entregando los bienes nacionales y de forma traidora, nos convencían por medio de anuncios pagados en la televisión, que todo estaba “viento en popa”. Crecer gracias a prestamos, que después pagarán otros y engañar a todo un país, no puede describirse de otra forma que no sea,  Traición a la Patria. La economía de México debe cimentarse, aunque nos cueste tiempo.  Que no nos sigan engañando y entregando el futuro al mejor postor. Hoy, una tercera parte del dinero de todos, se usa para pagar deuda internacional, que nadie preguntó si queríamos, que no fue para el beneficio de todos y que solo sirvió para producir una cantidad de políticos, asquerosamente ricos, que nunca merecieron la confianza de su pueblo. Crecer económicamente, en forma momentánea, gracias a endeudamiento publico, no puede ser considerado como beneficio para el país, sino como una farsa para engañar al pueblo.

LA DEUDA EN NÚMEROS

En 1964 la deuda externa del sector publico federal era de 1,723 millones de dólares, Vicente Fox, tomo la presidencia con deuda publica federal en 84, 600 millones de dólares, Calderón, que se sirvió con la cuchara grande,  la aumentó a 125 mil millones de dólares, mientras que EPN la volvió a aumentar a 206, 299.  Esto hablando solamente de lo que es la deuda federal, porque la  deuda externa total es de 456,251 millones de dólares. De tal forma que  con estos números, es fácil entender que en los sexenios anteriores, se derramaba “dinerito” en el gasto publico, como para tener contentos a todos y presumir que se estaba “a todo dar”. De esta manera, también, se tenia contentas a las agencias internacionales que miden los riesgos crediticios, de tal manera que si veían que se construye una carretera, decían, este país esta creciendo, entonces síganle prestando mas. Finalmente, las calificadoras de crédito, son como empresas que recomiendan a un banco, que te den o te nieguen una tarjeta de crédito para que te sigas endeudando, pero si no quieres endeudarte, si eres responsable en tus gastos, no te sirve de nada la opinión de la agencia que decide si eres o no confiable para pagar tus deudas.

¿QUE ES CRECER EN ECONOMIA?

En general y de manera fácil, hablar del crecimiento de una economía de una nación, se relaciona directamente al crecimiento del producto interno bruto y esta relacionado directamente con el crecimiento de la productividad de un país. Generalmente, se mide por trimestres y los mismos se van sumando, es decir, si un país crece 1% en el primer trimestre y .5 cada uno de los siguientes trimestres, el crecimiento anual será del 2%.  Concepto interesante, es mencionar que cuando la tasa de variación anual del PIB es negativa durante dos trimestres consecutivos, se considera que se está en una recesión económica. Cabe decir que contra lo que se pudiera mencionar por muchos “expertos”, la recesión no siempre es sinónimo de bancarrota, ya que hay periodos en que la sobreproducción de un país durante varios trimestres, termina en una repentina baja de consumos y de crecimiento, por lo que la falta de crecimiento del PIB puede producir, en términos fríos una recesión, es decir, una economía que venía creciendo y creciendo, de repente llega a una meseta económica o incluso, a una baja en el Producto Interno Bruto (PIB). También es importante que se considere, que la geopolítica mundial, impacta en todas las naciones y esto puede llevar también, al estancamiento del crecimiento de las economías y por ese simple motivo se puede hablar de recesiones. En este momento por ejemplo, la inestabilidad en las decisiones y conciliaciones comerciales de Estados Unidos con algunos países como China, afectan  y seguirán lesionando, la economía de  todo el mundo. Por otro lado, algunos gobiernos populistas, enmascaran la falta de crecimiento, al endeudar a sus naciones y con ese dinero que se consigue prestado, inundan las economías de manera irresponsable, para crear crecimientos económicos ficticios.

LOS INTERESES DE LOS DUEÑOS DEL DINERO

Imagínese usted a un prestamista, a un agiotista, que su negocio es prestar dinero, para que le paguen intereses sobre el préstamo, pero principalmente, para estar “merodeando” como buitre, sobre los bienes de la persona necesitada que se fue a endeudar. Ahora, transporte esta imagen a nivel global y verá que sucede lo mismo entre los “dueños del dinero” y los países necesitados. Les prestan y les prestan y poco a poco se adueñan de los bienes de las naciones pobres, ya que la carga de los intereses que pagan cada año, los hace cada vez mas pobres y mas necesitados. Hay  de ellos que no paguen los intereses o cedan sus bienes a los poderosos, porque los bloquean en lo económico y los pueden hacer sufrir de manera brutal. Esto, aunque sea poco tratado en los medios de comunicación, es una realidad.

LA PEOR INFAMIA

Dicho la anterior, es preferible no crecer, pero no endeudarse, de hecho, el país que no tenga deuda es dueño de sus destinos económicos, siempre y cuando mantenga su economía en fluctuaciones saludables. Crecer, por medio de la inyección de dinero que se ha conseguido prestado, no es ninguna certeza de bienestar para una nación. Si fuera diferente, entonces, como es posible que durante 24 años, todos estaban contentos con el “crecimiento económico” y no se daban cuenta, de que el numero de pobres en el país, estaba aumentando de manera abominable. ¿Tiene algún razonamiento lógico, que algún político presuma, que su economía estuvo creciendo, cuando México tiene 60 millones de pobres? Que alguien me explique por favor.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *