ENTRE NOS

Deportes Entre nos Última hora

¡COMENZÓ LA FIESTA!

El evento mas importante del mundo,  donde un solo deporte congrega todas las miradas, donde están afiliadas todas las culturas, todas las regiones, no puede ser concebido de otra manera, que la gran fiesta del deporte. El mundial de futbol ha iniciado en una tierra de gran historia, en la tierra que originó la leyenda del gran portero Lev Yashin, quizá el mejor de todos, el que lograba hacer un espectáculo de sus vuelos fantasiosos. Con una ceremonia de inauguración sobria, seria, llena de arte más que de coreografías o escenografías, se movieron las manecillas del reloj de un mes que solo podemos tener cada cuatro años, para disfrutar las 32 mejores selecciones del mundo.

RUSIA IMPLACABLE

Así lució simplemente, aplastante, buscando no repetir historias desafortunadas del pasado, le pasó por encima a un equipo demasiado inocente en la cancha que representaba a Arabia Saudita, donde todavía hay mucho que trabajar para el futuro, el equipo de Pizi ,simplemente fue rebasado y por el momento, es el primer candidato a regresar a casa, después del tercer partido, mientras que los locales, salieron con una gran moral, pero que no se confíen, porque no todos los equipos del futuro serán tan consentidores.

URUGUAY, APENITAS.

El equipo charrúa se cansó de golpear la puerta del arquero de Egipto, pero se topaba con pared, hasta que en la agonía del partido, pudo anotar la magra ventaja de un gol, que lo deja en buena posición, porque en un mundial, ganar el primer partido es la clave para pasar a las siguiente ronda. Uruguay se ve articulado y con calidad, con dos delanteros que son venenosos y que tienen todo para echarse el equipo a cuestas, Cavani y Suarez, están listos para darnos algunas sorpresas. Egipto, será una incógnita en la medida que su estrella Salah se pueda mostrar como lo hace normalmente en el Liverpool.

LO MEJOR DEL MUNDIAL, CR7

La  mirada afinada, los puños cerrados, las piernas concentrando toda la fuerza posible, para patear un tiro directo, que, seguramente  quedara en las memorias de la historia mundialista. Cristiano Ronaldo está presente, anota tres goles en un partido y lo hace en su cuarto mundial consecutivo y ante el equipo de España, que se ha levantado de la sorpresa de perder su técnico 48 horas antes y estaba arriba en el marcador, recibe el golpe fuerte y certero de un gol, que decreta un empate a tres. La batalla fue intensa, el mejor partido del mundial hasta ahora, donde los dos equipos ya enseñan armas y le hacen saber al mundo, que no están de turistas, que vienen por todo. Que el mundo lo sepa,  CR7 viene a Rusia a llevarse su pedazo de historia que le corresponde, esperamos que las lesiones lo respeten y nos enseñe todo lo que trae de potencia.

ARGENTINA SOLO ES MESSI

Por otra parte, Argentina, que aparentemente tendría un “flan” en frente al jugar contra el equipo de Islandia, donde los jugadores son semi-profesionales, ya que tienen que tener otro trabajo para mantener su economía. Pero los partidos no se ganan sin jugarlos. La realidad en la cancha fue otra. Un equipo de Vikingos, que con toda la fuerza posible venían a entregarse completamente en la cancha, contra un equipo de famosos que solo esperan a que su capitán se encargue de resolverles la vida. Finalmente, el partido resultó empatado, lo cual, con el orgullo argentino, se ha tomado como una derrota. Las cosas apenas empiezan para los sudamericanos y seguramente, hay espacio para que mejoren, siempre y cuando entiendan que hay que ayudarle a Lio.

CAPITULO DIFICIL

Ya mucho se ha comentado, Julen Lopetegui, llegó como entrenador de la furia española, con grandes posibilidades de llegar a la gran final, pero se equivocó, en lugar de estar concentrado en su “chamba”, andaba por debajo de la mesa firmando contrato con el Real Madrid, lo peor del caso, es que firmó y se hizo publico y así como va, la vida le dio una dura lección, inmediatamente fue despedido. Luis Rubiales muy bien, el presidente de la Real Federación Española de futbol, simplemente dijo en rueda de prensa, “hay formas” y puesto que el señor ya tiene otro trabajo “estoy obligado a destituirle”. Así de simple, sin aspavientos, la vida tiene reglas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *