Crisis de angustia

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Doña Perla tiene 58 años, trabaja en una empresa de limpieza y su turno termina a las ocho de la noche, después de salir de su trabajo, llegó el pasado viernes hasta el lugar donde siempre toma el primero de sus tres camiones, que la lleva a la parte mas retirada de Tlajomulco, donde renta una casa con su esposo, que tuvo un accidente de trabajo hace seis años y quedó parapléjico, además, en su casa vive con ellos Juanita, que nació con una enfermedad congénita y no está capacitada para trabajar.

Doña Perla, pudo tomar su primer camión, después de que pasaron varios que iban demasiado llenos y la gente en la fila se empujaba y no la dejaba subir. El segundo transporte ya no lo pudo tomar y a las 10 de la noche, que se estaba quedando sola la ciudad, con lágrimas en los ojos por su frustración tuvo que empezar a caminar. Llegó a las dos de la mañana a su casa después de caminar 22 kilómetros, con el dolor en los huesos y la tristeza en el alma, por no ser de los privilegiados que tienen su propio transporte.

TU PA’ ABAJO NO SABES MIRAR

Así, como dice la canción, hay muchas personas que toman decisiones y se les olvida que no todos tienen los mismos privilegios económicos. Todos los seres humanos, tenemos derechos y los gobernantes tienen obligaciones y una de ellas, es la de proveer de transporte, para que los que un día los llevaron a las oficinas donde “trabajan”, sean el origen de políticas públicas de beneficio social.

Es inadmisible, que especialmente, en tiempos de crisis, se les quite el transporte a los que menos tienen. Piensan quizá, que quien toma un camión para ir a su casa a las 10 de la noche, es porque se anda paseando o haciendo turismo.

No tienen la menor idea de que la gente toma un autobús urbano por necesidad, porque está saliendo o transportándose a su trabajo y le dan la espalda a la hora que mas lo necesitan, los que mas desprotegidos socialmente están.

Los que toman las decisiones se la pasan explicando cosas que ni ellos entienden; los que menos tienen siguen almacenando su odio y esperan a que en las próximas elecciones les lleven una despensa.

BOTÓN DE EMERGENCIA

Se aplicó el botón de emergencia, es la segunda vez que los gobernantes deciden quitar libertades a los ciudadanos, supuestamente para bajar los contagios de CORONAVIRUS, seguramente pensando que con los camiones de transporte público atascados de gente, ya no va a haber coronavirus o quizá, pensando que de lunes a viernes y durante el día el virus se desaparece. Quizá alguien les dijo, que el virus era como un vampiro, que solo tiene vida nocturna. Entiendo perfectamente lo que es una epidemia, y también conozco de la elevación de casos y acepto que la indisciplina de la gente, al no querer ponerse el cubre bocas nos tiene en esta situación tan delicada, pero nuevamente, veo palos de ciego, para lo que simplemente es la crónica anunciada de una medida que no surtirá ningún efecto saludable. Se fueron completamente al lado opuesto. Por ejemplo: El gobierno podría contratar a todos los taxis y transportes de plataforma y decirles, por este día, les vamos a pagar 500 pesos a cada uno y sus servicios deben de ser gratuitos, para cualquier ciudadano que lo solicite, so pena de quitarles los permisos a quienes fallen en este momento de emergencia. No podemos seguir castigando a los que menos tienen, porque precisamente, los mas indisciplinados han sido los de las clases altas, los que siguen organizando bodas masivas, los que siguen llenando los restaurantes, los que organizan fiestas COVID. Mientras tanto, los taxistas se frotan las manos, porque es el momento de hacer su agosto y mostrar nuevamente, porque la gente prefiere servicios alternos.

MALAS COMPAÑIAS

La política, se ha convertido en la actividad productora de confusión mas eficiente. Ahora resulta que hay personas, que piensan que pueden convertir sus territorios, en islas, repúblicas independientes o imperios, dentro de un sistema político que siempre ha tenido sus bases muy claras. Imagínense a un Jalisco aislado, sin entidades federales, como el ejército por ejemplo, yo no dudo que se pueda subsistir, somos un estado rico y privilegiado, pero debe de quedar muy claro que eso no sucederá, por mas que haya gobernadores que amenacen al gobierno federal. El pueblo, simplemente no lo apoyarán, Jalisco es México, somos la fuente de las tradiciones mas importantes, el mariachi, el tequila, el charro y muchas imágenes mas, no se separarán nunca de la mexicanidad. La política, es el arte de negociar y en la política hay niveles y no se puede estarle dando patadas al pesebre.

En lugar de eso, hay que arreglar los temas trascendentes del estado. La inseguridad, los desaparecidos, las fosas clandestinas, los feminicidios, la contaminación de las aguas y muchos, muchísimos temas más. Hay que leer a Santiago Montoto: “Paciencia y Prudencia, verbal continencia: No exhibir excesiva ciencia y presencia y ausencia según conveniencia”

Nos encontraremos pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *