¡HALÁ MADRID!

Deportes Entre nos Última hora

Hay ocasiones, en que en una cancha de futbol se juega mucho más que un marcador, hay días en los que pateando un balón se puede pasar a la historia y cuando once jugadores en una cancha están convencidos de luchar para un mismo objetivo, los resultados se dan, los triunfos llegan, los campeonatos se ganan y la historia abre las puertas para que los héroes entren.

La final de la Champions, en verdad se trataba de mucho más que ganar un partido, era el grito de gloria que habían perdido los integrantes de un equipo, que despues de haber ganado todo, el año anterior, nada habían podido conseguir en el presente año, siendo incluso, humillados por el acérrimo enemigo, el equipo del Barcelona, que los dejó muy atrás en la lucha del campeonato de la liga Española.

LOS CAMPEONATOS SE GANAN

Desde que entraron al estadio, se veía la seriedad en los rostros de los jugadores de los dos equipos, el Liverpool, sin lugar a dudas, un equipo sensación por el número de goles que ha anotado en el año, con su éxito basado en un tridente ofensivo compuesto por, Firmino, Mane y sobre todo, un jugador Egipcio, que está brincando a los grandes escaparates, Mohamed Salah, que tiene calidad a raudales y se está forjando un gran futuro.

Por su parte, el equipo de Real Madrid, que tiene las cámaras fotográficas enfocadas en CR7, en realidad, es un equipo que no ha podido explotar este año ofensivamente, quizá, los rivales ya conocen demasiado al portugués y saben cómo marcarlo, así es que, la estrategia, no podía solamente basarse en él, sino, en el juego de conjunto, con jugadores en la media cancha, que pudieran recuperar,  el balón y alejarlo lo más posible de donde les puede hacer daño. Pero, sobre todo, trabajo de conjunto.

LOS EQUIPOS SE HACEN DE ATRÁS PARA ADELANTE.

Decía el gran Húngaro Arpad Fekete, que lo primero que hay que buscar es la solidez defensiva. Mientras que el Profe Ricardo De León, mencionaba que lo importante, es que no te anoten y después, buscar como poder ofender.

Sin lugar a dudas, Zinedine Zidane, lo debe haber escuchado en alguna ocasión, porque este triunfo, se forjó en el liderazgo de Sergio Ramos y en la buena actuación del arquero Navas.

Los demás, se pusieron el «overall» y parecían hormiguitas, corriendo todo el terreno y recuperando la pelota, Marcelo, Modric, Casemiro, Kroos e Isco, no salieron a lucir, salieron a comerse la pelota, a morder al rival, a saciar el hambre de triunfo. El resultado, llega cuando la maquinita funciona y eso fue lo que sucedió en Kiev. Después, los que nunca han estado en una cancha podrán decir que Ramos fue muy violento en la entrada que determinó la lesión de Salah, pero esos que opinan, no entienden que hoy, no era un juego de caballeros, en la cancha se juega con fuerza y el que juzga si hay mala intención es solamente el que trae el silbato en la mano.

DOS ERRORES Y UN GOLAZO

Las cosas se deciden, en este tipo de partidos, por un error, que es aprovechado por el rival y así sucedió, así de sencillo.  El arquero Karius perdió la concentración en dos instantes importantísimos y el rival estaba listo para aprovechar, acechando a la presa, para destruirla.

El primer gol, tratando de salir rápido, cuando en su línea de entrega de balón estaba Benzema, que interceptó como “quitando un dulce a un niño”.

El empate por parte del equipo Rojo llegó rápido, en una buena jugada, ante mala marcación del equipo Merengue.

Posteriormente, ante la entrada al campo de Gareth Bale, pudimos presenciar la joya de la noche, un centro por el lado izquierdo, que le queda muy atrás de su cuerpo al jugador que acababa de entrar al terreno, lo obliga a sacar un recurso con una chilena poco ortodoxa, que termina en el fondo de la red para culminar, una estampa preciosa, en un escenario inigualable.

Después, vendría el tercer gol de Real Madrid, también por conducto de Bale, en un disparo de larga distancia, que pudo ser fácilmente contenido por el arquero, pero que se le cuela a su cabaña por no colocar bien, técnicamente las manos ante el balón.

Así se escribió la historia. Una historia de guerreros que lo dejaron todo en la cancha y a los que hay que agradecer, incluso, la gallardía con la que los derrotados levantaron la frente ante su público y fueron a pedir una disculpa.

ZINEDINE PASANDO A LA HISTORIA

Hace no mucho tiempo, el Real Madrid había perdido la brújula y llamaron a uno de sus jugadores legendarios. Desde el primer instante apostamos por Zidane, porque siempre ha sido un hombre serio y tiene una visión espectacular del fútbol. Ahora, en un momento en que, muchos pedían su cabeza y cuando indudablemente, el equipo del Real Madrid necesita una reingeniería de piernas, el estratega Francés levanta su tercer Orejona, nunca nadie lo hizo de manera consecutiva, ganar tres ocasiones el título de mejor equipo de Europa es un hecho histórico que deja el gran entrenador del equipo Merengue.

Ahora, lo que sigue, será secundario, lo que se hizo en la cancha, ya está escrito y fue una velada que no se puede olvidar fácilmente.

¡HALÁ MADRID!, ERES GRANDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *