La renuncia del gobernador

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Se alejó de su pueblo, se burló de la gente, perdió el respeto de los que hace poco lo apoyaban y la gente salió a la calle y pidió su renuncia, y presionó mucho y gritó fuerte y el mundo se enteró que las cosas iban mal y por más que pidió disculpas, era muy tarde, la bola de nieve ya era demasiado grande y tuvo que renunciar.

La soberbia de los políticos se puede pagar caro. El mundo ha cambiado y las marchas se incendian más rápidamente. El Gobernador tuvo que anunciar públicamente su renuncia. Esto no está pasando en Nuevo León, ni en Tamaulipas ni en Jalisco. Esto acaba de suceder en Puerto Rico y como dice la sabiduría popular, hay que “echar las barbas a remojar”.

CERO SENSIBILIDAD

Pareciera que el gobierno estatal de Jalisco ha cometido el pecado más espantoso que pueden hacer los políticos; perder la sensibilidad de lo que su pueblo está viviendo. Alejarse de las necesidades de la gente. Nadie puede negar que en el estado se vivió una esperanza popular, en que finalmente tuviéramos un gobernador, que estaba conectado con su gente y que las cosas cambiarían a partir de que ahora sí tendríamos a un líder estatal, que construiría un nuevo panorama social para todos.

El desgaste de los políticos que ejercen el poder es algo muy normal, pero percibo que en este caso el desgaste está yendo de forma muy acelerada. Siento que el pueblo cada vez se sabe caminando por caminos más distantes, a los que el gobierno está siguiendo.

La inseguridad está disparada como nunca y es clara la nula estrategia para enfrentarla, también es clara la separación de propuestas de los que deberían estar trabajando como equipo. Es más, percibo que algunos de los que deberían estar dedicados a fortalecer sus equipos, están más empecinados en sacar de la jugada a los que no fueron nombrados por ellos. Ejemplifico el caso de seguridad. Yo no veo que el general, el doctor y el fiscal vayan por caminos ni siquiera parecidos. El ser humano es inexplicable, primero quiere ser tomado en cuenta, entra a la jugada y después, quieren ser los que manden en el equipo y si yo no te puse, no me sirves. Es triste ver los ataques a policías o al fiscal regional y no analizar de fondo de lo que está pasando y todavía peor, no estar haciendo nada para remediarlo.

TRANSPORTE: NEGOCIO O NECESIDAD SOCIAL

El caso que está detonando el enfrentamiento del pueblo con el gobierno, es el del transporte público. Los gobernantes no tienen en su librito de recetas, al acto de ofrecer un transporte público digno, eficiente y seguro, como una obligación. Siguen pensando que solo es un negocio más. De tal manera, lo concesionan o lo administran, para que les entre dinerito a sus arcas. Pero las cosas no deben ser concebida así, el tema es muy sencillo. Es obligación de la administración pública, ofrecer el servicio de transporte para su pueblo, sobre todos en una ciudad tan extendida, como la zona metropolitana de Guadalajara.

Pero, no hay manera de cambiarles el chip a todos los que están sentados del otro lado del escritorio, por lo menos por los siguientes 5 años. Seguramente, conciben que si alguien, se sube a un camión a las 6 de la mañana, para llegar a su trabajo a las 8, después de 3 conexiones de rutas, es porque uno se anda paseando, o anda de turista. No entienden, que el trabajador normal, “la gente de a pata”, el pueblo común y corriente, no se levanta, prende su camioneta y se conduce a su oficina.

Lo que le hace falta a los gobernantes es “baño de pueblo”, saber las reales necesidades de los que alguna vez votaron por ellos. La manifestación de repudio a las alzas del precio del transporte es una forma de gritar que la economía familiar está en crisis severa, que no hay dinero en el bolsillo, que no alcanza lo que le pagan al trabajador y ni esa, ni ninguna otra manifestación puede ser acallada a madrazos. El Gobernante tiene que ser respetuoso hasta de los que son irrespetuosos. El pueblo debe respetar a sus gobernantes por el aprecio que tienen de la aplicación de políticas publicas coherente hacia el bien común. Decía Albert Camus: “Nada es más despreciable que el respeto basado en el miedo”.

LABOR DE EQUIPO

Todavía es tiempo de corregir el rumbo. Todavía hay posibilidad de construir el dialogo y que renazca la unión entre los dos: pueblo y gobierno. No se quien esté asesorando al gobernador de Jalisco, pero hasta el momento están haciendo mal su chamba. Por más que se quieran encerrar en su mundo de oropel, tarde o temprano, tendrán que dejar sus escritorios porque son prestados y más vale que enmienden el camino. Hay que trabajar por las necesidades del pueblo, no hay otro camino. Hay que respetar al pueblo que los eligió y decía McGill que “una de las formas más sinceras de respeto, es escuchar lo que otros tienen que decir”.

Mientras tanto, en la isla del encanto Ricky Roselló, de 40 años de edad y que se mudó a Fortaleza, la casa oficial del gobernador de Puerto Rico, está empacando sus cositas, porque se tiene que mudar antes de lo planeado, todo por la soberbia, todo, por burlarse de su pueblo, todo porque las cosas en este mundo, ya no son las mismas que cuando su papi Pedro, Gobernó la misma Isla. Las cosas ahora se incendian en un instante.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *