La lucha por el poder

De opinión Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Alito, es el nuevo presidente del PRI, la dinámica de las elecciones internas se dice que fue muy similar a las de antaño, donde imperaban prácticas muy alejadas a la verdadera democracia. Donde los dados, estaban siempre cargados.

En realidad, el ahora líder de los tricolores, no es una personalidad que tenga mucho impacto ante la sociedad, no tiene gran reconocimiento popular, pero ahora, enfrentará el juicio de la historia para ver si puede revivir un partido agonizante.

Ivonne Ortega, parecía que era muy buena opción, carismática, segura, conocedora de los problemas de su partido y del país, mujer destacada, pero sabe que no hay posibilidad de cambiar el panorama y la otrora gobernadora de Yucatán, pasa a ser parte de la larga estadística de verdaderos militantes que, decepcionados, abandonan las filas del partido que parece que se desmorona entre las manos, de los que ahorita tienen la sartén por el mango. Así se sigue haciendo pedazos la unidad que debería haber entre los grupos políticos, porque lo que importa es tener el poder, a costa de lo que sea.

MORENA NO CANTA MALAS RANCHERAS

Morena también tiene una lucha intestina entre grupos para quedarse con las posiciones de poder. En el Senado de la Republica, Batres se quiere quedar los seis años como presidente y lava los trapos sucios en público contra Monreal.

Mientras tanto, en el Comité Ejecutivo Nacional del partido, también sigue la lucha sin cuartel, para ver que grupo se queda con el liderazgo a finales de este año. Imagínense, hay morenistas que impugnaron a uno de los pocos miembros destacados que tienen y que sí sabe hacer bien su trabajo, como Leonel Godoy. En verdad que la política no tiene cuadratura. El discurso es maravilloso. Todos saben cómo arreglar los problemas del país. Pero en la práctica siempre nos dejan la imagen de, primero yo, después yo y al ultimo yo, así parecieran ser las cosas en todos los niveles. Si no saben arreglar sus problemas en el micro cosmos de sus grupos, cómo creer que son capaces de arreglar los problemas de todo el país.

EL CASO JALISCO

También en Jalisco hace aire, no se ve ninguna actividad importante, de los que tenían el poder hace un año, al contrario, pareciera que andan como la avestruz, a excepción de los que sacan la cabeza para buscar a un “amigo” de la infancia, que milite en Morena para que les ayuden a dar el brinco.

El PAN, todos sabemos que no existe, está borrado del mapa, después de las tres administraciones estatales que tuvieron el poder, terminaron tan dañados, que prácticamente desaparecieron.

Mientras tanto, Morena, anda dando tumbos, con un presidente designado a nivel central, para que organice los comicios, que finalmente establezcan el partido en el estado y con el debate entre dos grupos, los que andan pegados a ver que sacan y los que no se sienten representados, ni identificados y no apoyan la gestión de quien dicen que al porvenir de MC y del PRI no los representa.

MC, tiene el poder y eso siempre es una ventaja, pero no se alcanza a ver trabajo de partido y el consabido desgaste que produce ser gobierno, pareciera que no les augura un gran futuro, sobre todo cuando analizamos, que el estado está pasando por momentos críticos en seguridad, salud, transporte, justicia y muchos otros temas.

Ni a cual irle. Bueno, desde nuestra humilde óptica, la única que anda trabajando es la jefa estatal del PT y mas vale que la tomen en serio, porque sí le sabe a su trabajo.

¿DONDE ESTAN LOS PILOTOS?

En medio de todo este panorama, el análisis nos deja claro, que el problema es muy difícil de resolver, pero muy simple de diagnosticar. Ningún partido, ni Estatal, ni Nacional, tiene liderazgos. El ultimo líder importante que hemos visto en México es quien ahora es Presidente, pero él ya hizo lo que tenia que hacer, el ahora tiene otras encomiendas. Los partidos políticos están “agandallados” por los que “comieron más pinole”, no por los que han demostrado su capacidad, para conducir a los grupos. No hay pilotos, no hay gente que verdaderamente sea reconocida por la sociedad, como dignos de recibir la confianza y los que andan por ahí rondando, son oportunistas que ante la crisis quieren ver si se sacan la lotería.

DINERO TIRADO A LA BASURA

Ante esta situación, me vuelvo a cuestionar, que tan válido es que a los partidos políticos se les sigan llenando las arcas de dinero del pueblo. Es momento que los partidos y las instituciones que dirigen la supuesta democracia, se amarren también los cinturones y entiendan que no pueden tener lo que no se merecen. Que salgan a la calle los partidos, busquen a sus afiliados y trabajen en lo político y en lo económico para mantenerse con la vida de reyes que quieren tener.

Necesitamos mas líderes que verdaderamente quieran a México, no solo que anden dando discursos mentirosos. Que sean congruentes. La política no puede ser mas el arte del engaño, que nos ha manejado en los últimos cien años.

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *