ENTRE NOS

De opinión Entre nos Última hora

Por Alfredo Ponce

 CIUDADES  FANTASMA

Las calles se quedaron solas, poco a poco, en diferentes ciudades del mundo, la severidad de la enfermedad respiratoria, causada por el Coronavirus que nos trae en jaque, se están haciendo sentir, ya sabemos de muchos mexicanos contagiados, afortunadamente, hasta el momento, la mortalidad ha sido baja, comparada con otros países.  La gran movilidad del mundo nos está cobrando la factura, esa facilidad para subirte a un avión y llegar en horas a turistear a  Europa, a esquiar en Colorado o a China para traer fayuca, nos trajo también el peligro de contagiarnos de enfermedades. El principal problema, sigue siendo que todavía no conocemos a la perfección, la conducta patológica del virus que está causando esta gran calamidad. Por lo pronto, como es normal en estos casos, la confusión vive en la sociedad. La aparición de gran número de opiniones, por medio de las redes sociales, no está ayudando mucho, ya que la mayoría de los “opinadores”, ni siquiera tienen la mas remota idea de lo que están hablando. Si es maligno el virus, es mas deleznable el encontrar a gente, que quiere propiciar el mayor caos posible, para tener ganancias políticas y no se tocan el corazón, para entender que esto es una tragedia y no es momento para que nadie lucre. Además, en medio de la calamidad, el saturar las redes sociales, buscando un minuto de gloria, puede colapsar los sistemas de internet y las cosas podrían ponerse peores, por eso se recomienda que si compartes algo por redes, que sea un texto y no un video.

EL AÑO PERDIDO

Nadie se salva, todos sufriremos de alguna manera los estragos de la pandemia, la peste o la gripe española, son historias que debemos revisar para saber la magnitud del problema. La NBA, quizá fue la primera empresa deportiva que reaccionó, suspendiendo sus eventos, pero la dimensión de los daños se valora mejor cuando vemos que los Juegos Olímpicos han sido por lo pronto suspendidos, lo cual, solamente había sucedido en épocas de Guerras Mundiales, quizá ese es el tamaño del problema y no lo hemos dimensionado adecuadamente. Por lo pronto, es importante que observemos que algunas entidades serias, ya hablan de el año perdido, es decir, que ya no podemos hacer ningún plan en este 2020, ya que es posible que apenas nos estemos librando de los efectos, a finales del año.

JALISCO A LA VANGUARDIA

En Jalisco, se han tomado medidas por parte del gobierno y se ha equipado al hospital de Zoquipan, para que sea el centro del referencia para los pacientes que se encuentren complicados por la enfermedad.  Dejando de lado cualquier controversia partidaria, a favor o en contra del Gobernador, es importante valorar, que ninguna región del mundo, ha establecido con tiempo una estrategia como la que en este estado se ha implementado. El plan es contar con hasta 200 equipos de asistencia ventilatoria para los pacientes que, debido a la reacción severa inflamatoria del aparato respiratorio, puedan tener la atención  requerida. Es importante dimensionar que por ejemplo, en España, se está viviendo una crisis de alto nivel, como la que se padece en Italia o se esta iniciando en Argentina, por dos razones principales, por haber tenido un contagio masivo, es decir, el número de pacientes que se presentan simultáneamente con la enfermedad es demasiado y no hay suficientes camas y equipos de hospital para atenderlos, o sea que, los sistemas de salud colapsan y el otro aspecto importante es que no hay suficientes equipos de asistencia ventilatoria para los pacientes graves y que por este motivo, estos pacientes no pueden sobrevivir. Somos también el primer estado que pasa a la siguiente fase, en la que se prohíben los vuelos procedentes de lugares donde sus propios gobiernos, estén decretando aislamiento obligado y estado de emergencia sanitaria, es decir, el llamado cerco sanitario. Todo esto seguramente traerá muchos efectos nocivos en la economía, pero si esto sirve para salvar una vida, es suficiente para que sea vista como una buena medida.

EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD

Primero que nada dejemos claro, que el sistema nacional de salud, es muy deficiente desde hace por lo menos tres décadas y esta administración, hasta el momento, no lo ha mejorado nada sustancialmente, que pueda presumirse. Los políticos se han encargado de robarse la esperanza de salud del pueblo. Todo ha sido demagogia en el área de la salud, en nuestra historia.  Hemos visto de todo, políticos sin conocimiento, dirigiendo la salud, gobernantes haciendo negocio con los medicamentos, sistemas de salud que oprimen a los trabajadores y les piden que reporten números en lugar de curar pacientes, directivos que salen a dar conferencias presumiendo de lo bien que hacen su trabajo y en el fondo, sus hospitales sin gasas o medicamentos para dar una anestesia. Entendiendo, que no hay un país del mundo que tenga cubierta al cien por ciento sus necesidades de atención de la salud, pero en nuestro país, seguimos “dando palos de ciego”. Nadie está preparado para una catástrofe en salud, nadie tiene en el closet guardadas las herramientas  para atender una epidemia, especialmente cuando se trata de un nuevo virus. Así es que, en el caso de nuestro país, solo podremos calificar las conductas que se están realizando, cuando la emergencia haya concluido y podamos sacar el recuento de los daños, por lo pronto, todo lo que se diga, es poco confiable, y no tiene objetividad. Especialmente, es importante dejar claro que si nos reportan 367 casos comprobados, debe haber por lo menos, 10 veces mas este número, de los que tienen el virus y no han sido diagnosticados, por fallas en las pruebas diagnósticas, por ser asintomáticos o por falta de acceso a los sistemas de salud.   Lo que si me sigue siendo extraño, es que no se constituya un consejo nacional de salud y que el secretario de salud se encuentre desaparecido ante la opinión pública. También es importante que los gobernantes sepan, que los verdaderos héroes, en este momento, son los trabajadores de la salud, los médicos, enfermeros y personal que labora en los hospitales, poniendo en riesgo su propia vida y sin equipos adecuados, sin cubre bocas siquiera que marca la norma oficial  y que gracias a decisiones mal tomadas como, poner a dirigir al IMSS a personas que no tienen ningún conocimiento de la salud, las cosas están cada vez peor y los trabajadores de ese sistema están cansados, queriendo jubilarse y los jóvenes no tienen interés en participar en un sistema obsoleto, que esclaviza y deshumaniza  a los trabajadores de la salud.

LA ANGUSTIA ES MUNDIAL

Ver lo que esta sucediendo en diferentes países, me hace reflexionar, sobre todo, al ver muchos comentarios negativos sobre las conductas que se están siguiendo por parte de las autoridades. No entiendo porque,  en Estados Unidos, en un solo día, hubo mas de diez mil casos nuevos y mas de cien defunciones, cuando ellos son primer mundo. Además, el hecho de que estén sacando sus tropas a la calle me hace pensar que algo saben, sobre un posible aumento en la virulencia del Coronavirus.  Están decretando ya estado de sitio, con restricción de libertades de circulación en varias ciudades y les sigue aumentando el contagio. Definitivamente, nosotros tenemos que “poner las barbas a remojar”, disminuir las actividades al máximo posible, con aislamiento en casa de preferencia. Todavía, estamos enfrentando a un monstruo que desconocemos y si bien, estoy seguro que la protección de una estampa religiosa no es suficiente en estos momentos, la realidad es que, nadie sabe en el momento, en el mundo, cual es el tratamiento efectivo para este nuevo mal, que nos está cambiando nuestra historia de vida, en el nuevo milenio y muchos salen a hacer declaraciones, partiendo de premisas no comprobadas y eso también es muy peligroso.

SOLIDARIDAD ES LA PALABRA

Dentro de lo poco que si sabemos, es que debemos evitar las aglomeraciones, aislarnos en casa lo mas posible, lavarnos las manos constantemente, asear adecuadamente los implementos como celulares y computadoras, lavar la ropa diariamente, dejar tus zapatos fuera de la puerta de entrada de la casa y circular dentro de la misma con calzado que no se use en las calles,  viajar lo menos posible, detectar a quienes han estado en riesgo de contagio y apoyar su aislamiento, no hacer visitas a familiares y amigos, en caso de tener diagnostico confirmado de la enfermedad, aislarse en casa a menos que se complique la función respiratoria, mantenerse bien hidratado, no hacer compras de pánico, proteger a nuestros ancianos mayores de 60 años, no tomar remedios caseros que no estén avalados por un medico conocedor del problema. Seguro estoy de que, si seguimos a conciencia las recomendaciones, tenemos  una amplia posibilidad de sobrevivir a la epidemia. La clave está en nuestro sistema inmunológico y este no puede ser empoderado fácilmente. La clave está en nuestro propio organismo, si damos tiempo a que nuestro cuerpo reaccione y se proteja, seguramente adquiriremos una capacidad para formar anticuerpos que nos protejan de este tipo de virus. Por lo pronto, no hay nada, no hay pócimas mágicas, aunque algunos  ladrones quieran hacer su agosto. Lo único es cuidarnos entre todos, lo único es aprender a ser solidarios. No compres medicamentos como la Colchicina o sus derivados, porque tiene sus indicaciones y sus toxicidades también y además, estas dañando la posibilidad que un paciente que si necesita el medicamento, deje de tenerlo, por las compras de pánico y de insensatez.

Es el momento de que las autoridades en salud se pongan las pilas, no solamente para declarar sobre las estadísticas, es momento de incentivar a los científicos mexicanos para realizar protocolos de investigación para buscar mas datos sobre la enfermedad y buscar posibles vacunas o tratamientos y además, regular y coordinar el uso de los hospitales privados ante esta epidemia, ya que sabemos que algunos, ya están recibiendo pacientes y pasando sus altas costos, lo cual en este momento no debe suceder. Entendamos todos, estamos en un ESTADO SANITARIO DE EMERGENCIA NACIONAL.  No importa cuantos títulos tengas, ni que auto manejas, ni cuantos ceros tenga tu cuenta bancaria, el virus no te va a respetar, si no nos cuidamos entre todos, escuchando solo a los que saben del tema y siendo inteligentes en cada acción que tomemos.

Nos encontramos en una semana.          E-Mail: drponce@hotmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *