El año del olvido

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Mientras que el mundo seguía rodando, con sus problemas comunes, la contaminación, el petróleo, la economía, la migración ilegal, la pobreza extrema, el calentamiento global y muchos tópicos más, no hay tema mas importante que el COVID. No pudimos librarnos en todo el año de esta maldita pandemia.

Millones de contagios y sobre todo, muchas muertes, que no tenían por qué suceder, si nos hubiéramos disciplinado todos desde un principio. Pero, desgraciadamente las políticas mundiales para enfrentar la pandemia fueron equivocadas, desde un principio. Especialmente, el no haber recomendado el uso del cubre bocas y no haber iniciado el tratamiento temprano nos hizo mucho daño.

Ahora, sabemos que un organismo microscópico, es más peligroso que todas las armas de guerra. Ahora, sabemos que nuestros políticos no están preparados, para atender asuntos de importancia, como la salud y que desgraciadamente no tienen la humildad para reconocerlo. Sana distancia, aseo constante de manos, cubrir nariz, boca y ojos y evitar lugares conglomerados, son la llave inicial para detener primero y tratar de erradicar después el virus del COVID.

Por lo pronto, 2020, nos deja una estela de cruces en el camino, nos quedamos con sillas vacías en las celebraciones de fin de año y seguimos, con miedo y con dolor, tratando de encontrar la solución al problema, en el que los políticos del mundo ya demostraron que no tienen ni idea, de cómo resolverlo.

UNA VACUNA DE ESPERANZA

La luz al final del túnel, pareciera ser, la aplicación de vacunas hechas de forma urgente y que aparecen en medio de controversias. Una vacuna, que parece más una respuesta política, que biológica. Una vacuna que es una esperanza, que se consolidará solamente con el paso del tiempo, cuando sepamos si funcionó o no. Una vacuna que se debe de aplicar, principalmente, porque no tenemos otra opción.

Nunca antes, en la historia de la salud, se ha producido una vacuna en tan corto tiempo, es decir, en menos de un año, tener todo el camino transitado de la investigación científica, es casi imposible de concebir. Pero así de simple, no hay otra opción. Es lo que hay. Con eso tenemos que entrarle al toro y esperamos que con el tiempo, se vaya disminuyendo el número de personas afectadas, hasta llegar al sueño que parece imposible, erradicar este virus, lo cual, requiere una política mundial, porque mientras exista una sola persona en el mundo con este virus, podrá activarse nuevamente la crisis de salud.

OTRA VEZ CERRADOS

Por lo pronto, en varios lugares del país, volvemos a ver las puertas cerradas de los comercios o empresas no esenciales y esto sigue creando una mayor crisis económica. Estamos tronando por la poca capacidad de los gobernantes a tomar decisiones más congruentes, porque les ha temblado la manita, para poner castigos severos a quienes no cumplen con las medidas de sanidad y seguimos sabiendo de bodas con centenares de invitados, de bares abiertos, de aviones donde se venden botanitas y cervezas, pensando que seguramente con la boca llena no se sale el virus para contagiar.

La economía no se va a componer, mientras no existan gobernantes que le pongan más cabeza al asunto. Por si fuera poco, le cierran las puertas a los negocios bien establecidos y la empresa tiene que seguir pagando los salarios, como si los empresarios fueran magos que aparecen el dinero por debajo de la manga. Además, ya se anuncian alzas a algunos impuestos para iniciar el año, como si trajéramos mucho dinerito en la bolsa. Es urgente, que se ponga sobre la mesa de debate, el asunto de los negocios que están tronando.

¿VA POR MÉXICO?

En épocas de buenos deseos se consolida el “cochupo” entre los tres partidos que tanto daño le han hecho al país. PRI, PAN y PRD se unen y registran su coalición, haciendo saber pública y descaradamente que van por 180 diputaciones federales, para frenar el proyecto nacional. Se les acabó la ideología y se descararon ante el pueblo, para abiertamente mencionar, que son lo mismo y buscan lo mismo. Solo ser dueños del poder les interesa. Ya algunos saltaron como, Patrocinio González, que se deslinda y acusa de pasar por encima de la ideología, al mismo tiempo, que les entrega su renuncia al partido tricolor, por el que fue gobernador. Solo falta que el pueblo se de cuenta que estos personajes no son de confiar y que les quite cualquier apoyo posible, porque pretender hacer campañas electorales, sin un proyecto de beneficio al pueblo y solo tratar de llegar a base de calumnias y memes en las redes sociales, no solamente es sucio, sino que un poco mas allá, es traición a la patria.

HOMICIDIO O COHECHO

Raúl N ha sido detenido, en Puerto Vallarta, como sospechoso responsable del asesinato del ex gobernador, pero el delito por el que se consigna es cohecho, no es homicidio, sino un intento de soborno. No se porqué pero me parece que la Fiscalía del Estado está perdida en este caso. O ¿Usted que piensa?

Nos encontramos el año que entra, porque este no nos gustó. Feliz año 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *