Caravanas que afectan

De opinión Entre nos Última hora

Por Alfredo Ponce //

Manuel es un cirujano, vive en Tijuana, dicen que es la frontera mas transitada del mundo, en verdad no se cómo sacan esas estadísticas, pero lo que si se es que la ciudad está llena de gente que hace todos los días su máximo esfuerzo para superarse. Hoy, las cosas no van bien para el doctor y al amparo de un café me dice que la económica se está afectando, la gente que antes cruzaba la frontera para venir a atenderse con los médicos del lado mexicana, ya no están viniendo, tienen miedo por todo lo que ven que sucede con las caravanas de migrantes que se han asentado en esta Tijuana. Yo he venido a visitar la ciudad para escuchar sus historias en relación a lo que veo en los reportes de noticias y toda la gente, con la que hablo, se siente afectada, no solo es el comercio, no es nada mas la economía, sino que también la tranquilidad de la ya conflictiva paz social, también se siente amenazada.

RAZONES QUE SI ENTENDEMOS

El concepto es claro, la gente que sufre para sobrevivir, sea por seguridad, sea por empleo, sea por alimentarse, buscan un mejor lugar y la historia nos marca que ser nómada no es cosa de moda, sino de necesidad. El sentimiento de apoyar a quien necesita migrar es noble. El abrirle las puertas al necesitado es incluso un concepto religioso, dar pan al hambriento y agua al sediento, es algo que enaltece a la humanidad. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de que “el diablo meta la cola” ante cualquier sentimiento de bondad. Este parece ser el caso. No se tiene conocimiento en la historia, de caravanas tan continuas de gente, que pase por nuestro país para llegar al famoso sueño americano. Pareciera, como que alguien está interesado en sembrar un caos y desgraciadamente a veces lo logran.

PIDIENDO Y AGREDIENDO

Una de las cosas que no se puede entender, es que los que andan pidiendo refugio se convierten de repente en gente agresiva que incluso trata de lastimar a las autoridades, intentan golpear a los policías con piedras y palos, eso no se puede aceptar. Tenemos que dejar claro que debemos ser estrictos en cuidar los ingresos a nuestra patria. La otra situación que llama la atención, es que las turbas de migrantes, de repente se convierten en grupos exigentes, que no les gusta la comida que se les ofrece o las ropas que se les regala.

GEOGRAFÍA CONTRADICTORIA

Entiendo que la gente de Centroamérica esté tratando de fugarse de los hostiles terrenos donde viven y tomen este camino, pero ¿como llegan a nuestras tierras la gente que viene de África, cómo llegar desde el Congo, o desde Pakistán?, eso no es entendible y pareciera mas, que estamos ante la presencia de una estrategia macabra que nos puede dejar lastimados en algún momento.

CONSIDERACIONES MAS PROFUNDAS

De hecho, es una necesidad que nuestras fronteras se cuiden con mas rigor y que seamos mas profundos en la investigación de la gente que quiere ingresar a nuestro país. No solamente es dejarlos pasar o no, sino que debemos pensar en los antecedentes personales de cada individuo, que ingrese a nuestro territorio.

Es importante descartar que no sean personas con antecedentes delictivos, pero mas aun, también tenemos que estar conscientes de las posibles enfermedades que pueden traernos, se debe de imponer periodo de observación sanitaria a cada uno de los que ingresan y estar seguros que no sea cierto de los mencionados brotes de ébola, por ejemplo, ya que por andar de magnánimos podemos salir muy “raspados”. Mas aun, debemos tener conciencia que este tipo de movimientos, puede incluso cambiar la genética de nuestra raza, debido a las personas que se están quedando en nuestro territorio y que muchos de ellos, no seguirán su rumbo hacia el norte y tendrán que quedarse varados en nuestro territorio, lo cual, forzosamente, terminará en los intercambios genéticos que nos puede dar una raza diferente, no quiere decir mejor o peor, solamente tenemos que hacernos la pregunta de si queremos cambiar la genética de la raza. Finalmente, a veces se siente la inminencia de enfrentamientos violentos entre los migrantes y la gente del pueblo y eso no nos conviene a nadie.

PANORAMA POBRE

El día termina y fue otra jornada mala, los pacientes llamaron y cancelaron sus consultas, no habrá cirugías esta semana, pasar las fronteras es un proceso que nadie quiere sufrir de a veces hasta 8 horas en las filas y además, la gente tiene miedo. Seguimos teniendo 60 millones de pobres y tenemos que ayudarlos primero a ellos. No podemos cerrarnos a la necesidad humanitaria de gente que toca nuestras puertas, pero todos queremos que las reglas sean claras y que se apliquen con rigor. Muchos sectores como el médico siguen esperando que esto se arregle.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *