Caprichos que lastiman la economía del mundo

De opinión Internacionales Última hora

¡Que Amiguitos!

Por Alfredo Ponce

Al mas puro estilo “gandaya  de barrio”, mientras se estaba negociando el tratado de libre comercio de América del Norte,  de forma unilateral, el temperamental  y extrovertido, presidente de los Estados Unidos de América, decide tasar las importaciones a su país, del acero y aluminio que provengan de México y de Canadá, sus cuates y vecinos, argumentando que es un asunto de seguridad nacional, que los constructores y los fabricantes de autos, compren estos elementos vitales en sus “quehaceres”, a los productores norteamericanos.

Es evidente, que esta decisión creará un caos económico en estas tres naciones, que puede ser pasajero, cierto, pero que se tiene que dar, para que los mercados se reacomoden. Es mas, el caos económico, se puede extender a nivel mundial. Los precios de los automóviles, pero sobre todo los costos de la construcción, tendrán que subir en  actividades, que son vitales para el crecimiento natural de cualquier país en la actualidad, pudiendo esto disminuir tales actividades y significarse en desempleo.

 

POPULISMO O PROTECCIONISMO

Muchos políticos, se llenan la boca cuando, hablan de sus planes y proyectos y se tiran en contra de lo que llaman populismo y proteccionismo, enfocándose a decir que estas medidas son izquierdistas y que son propias de regímenes socialistas.

Nada mas alejado de la realidad. Para empezar, los que hablan de estos términos son filósofos trasnochados, que se quedaron en la época de 1848, cuando dos filósofos Alemanes, describieron sus propuestas para aquella época y las cuales con el tiempo mostraron que no son viables. Algunos, ni siquiera se dieron cuenta que Alemania tuvo que tirar el muro de Berlín, para regresar a una economía próspera.

La actualidad económica del mundo, es volátil y requiere proyectos equilibrados en los que el crecimiento económico de los países, esté ligado, no solamente con la macroeconomía, sino con los bolsillos de la gente, es decir, con el bienestar económico de la población, con que, los pobladores de un país se produzcan, con sus esfuerzos, una riqueza suficiente, para llenar sus satisfactores básicos, como alimentarse, vestirse y tener un techo. El acceso a la educación y a la salud, que son también necesidades básicas,  son obligación de los estados.

Populismo, es ofrecer en el discurso, bienes o servicios que son irreales o incumplibles, solo con el propósito de conseguir popularidad en el pueblo, generalmente, con fines político-electorales. Esto, aunque les parezca extraño, es parte de lo que esta haciendo Trump, tratando de ganar popularidad, porque se acercan unas elecciones, que el sueña con ganar nuevamente.

Proteccionismo, es una actividad, que la mayoría de los países del mundo, realizan en diferentes medidas, para tratar de mantener el crecimiento económico, de lo que ellos mismos producen y que no se vean sus productores en desventaja comercial con otros países, eso también  es lo que esta haciendo Donald.

 

¡ESTAMOS CHUPANDO TRANQUILOS!

De tal manera, que no debemos asustarnos de las medidas impuestas por el vecino país del norte, lo que si nos sorprende, es que en medio de una  negociación, donde se buscan alianzas económicas para que los tres países, hagan el famoso trato de “ganar-ganar”, de manera intempestiva, se tome la decisión unilateral, de golpear a los “cuates” con los que estas negociando y crear un conflicto, que se puede significar en que, todo lo que se estaba trabajando para este convenio, termine en un intento fallido, porque definitivamente, esta decisión termina con el proyecto de un nuevo tratado comercial de los tres países de América del norte, que podría hacer un bloque económico muy poderoso, pero al señor, le gusta jugar solo.

 

DISPARANDO A SUS PIES

Fredrik Erixon, director del Centro Europeo Para Economía Política Internacional, considera que las medidas adoptadas, al poner tarifas a la importación de acero y aluminio, causará que los usuarios de estos materiales tengan que disminuir sus compras, provocando así desempleo en los Estados Unidos y afectando directamente a la economía de esa nación, que de por si, no está tan bien como pudiera pensarse.

De la misma manera, se manifestó Paul Ryan, Congresista Republicano de Wisconsin, al declarar, que está en desacuerdo con las medidas tomadas y agregar: “ hay mejores maneras para ayudar a los trabajadores norteamericanos y a sus consumidores”. Por su parte los otros seis integrantes del G7, están tratando de hacer presión para que “el niño berrinchudo” del grupo entienda que se está portando mal.

LA  GLOBALIZACIÓN REALIDAD QUE ALGUNOS NO ENTIENDEN

La comunicación e interdependencia entre los países del mundo, es un fenómeno que no está a discusión, o que se pueda tomar o dejar, es una realidad del mundo, que nos tocó vivir. Las naciones, ya no se pueden aislar.  Tenemos a nuestro alcance, cualquier bien o servicio. Esto es un concepto, que un empresario inmobiliario no ha podido entender de la debida manera y más,  cuando tiene que saber, que ya no está haciendo un negocio personal, sino que tiene que pensar en todos los ciudadanos de un gran país.

México y Canadá pueden ser los grandes aliados comerciales de los Estados Unidos, pero esto, debe ser una cuestión deseable por las tres partes, no puede ser cosa de caprichos.

Por lo pronto estaremos viviendo por algún tiempo, los efectos irresponsables de una persona, que piensa que, todavía está actuando en una programa de televisión, donde de repente, golpea un escritorio y grita a los cuatro vientos, que no hay mas jefe que el.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *