Al carajo con los oportunistas

De opinión Política Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Finalmente habló, fuerte y claro, se quitó la investidura y mandó un cañonazo a los que se dicen sus seguidores, que por abajo del agua andan tirando patadas y codazos para comerse rebanadas mas grandes del pastel.

Debe ser muy difícil, ver que los alumnos no aprendieron nada. Lo que sucedió en Morena, es muy simple de explicar, un maestro de capitanes de barcos, durante mas de 20 años se dedicó a querer tener su barco y a enseñar a sus amigos, alumnos y seguidores a que condujeran esas grandes naves, pero ahora que el se ha tenido que ir a capitanear un barco mas grande, resulta que los alumnos no han sabido zarpar a la mar, en realidad, no aprendieron a ser capitanes y se han dedicado a nadar de muertito.

MUCHO PUEBLO PARA TAN POCOS DIRIGENTES

Muchas veces nos hemos preguntado que pensará AMLO de sus partidarios, de los líderes de MORENA y ahora nos lo ha dejado claro. No es posible que en más de un año no han podido renovar la dirigencia. No han podido destetarse, no saben caminar solitos. Son dirigentes que no están a la altura del pueblo.

La frase es determinante. “Que no estén pensando que son indispensables, insustituible”. Quien sepa escuchar que escuche. El Presidente no está nada contento con el partido que formó. Es una aberración que durante tanto tiempo, no hayan podido llenarse de humildad y aceptar el liderazgo de gente buena y probada que tienen en el partido, como un Leonel Godoy, que ha preferido renunciar a su alto cargo al ver la poca disposición al diálogo que han demostrado los diferentes grupitos. Todos quieren manejarse con el concepto de “hágase la voluntad del señor, pero en los bueyes de mi compadre”.

LAS CULPAS DEL JEFE

Las señales en el juego del beisbol son de primera importancia y en este caso o no se han sabido enviar las señales adecuadas o simplemente, los jugadores del cuadro no se las aprendieron. El Presidente ha dicho públicamente que se desliga de las funciones partidarias y la mayoría no lo creían y estaban esperando que el tomara decisiones por abajo del agua.

Por otra parte, el ahora líder moral de Morena, ya se encuentra copado, encerrado, por varios grupitos que le hablan al oído y que “ponen cara de yo no fui”, pero se encuentran tratando de meterle la mano al pastel, andan navegando con bandera de inocentes, pero es bien sabido que tienen operadores políticos en toda la república y le siguen haciendo mucho daño un proyecto de nación que están ensuciando con sus actos. Necesita AMLO, dar un manotazo, pegar un escarmiento a sus colaboradores cercanos, que quieren manejar la política de los estados, como por ejemplo Jalisco.

LA JUSTICIA NO SE CONSULTA

Mucho sabrán de leyes los magistrados, pero poco entienden de lo que sucede en el país. por lo menos cinco de ellos, en verdad piensan que el movimiento de juntar firmas para que sean juzgados los presidentes que nos han dejado en la ruina es una intervención a “su sagrada investidura” y sacan toda su sapiencia para defender su espacio de poder. Nunca entendieron nada.

Lo que verdaderamente ha sucedido es que el pueblo les está gritando en su cara, que dejen de “hacerse que la virgen les habla” y se pongan a realizar el trabajo por el que se les paga. El sistema de justicia es inoperante y si no aceptan este hecho, seguirán viviendo en un paraíso ficticio. Lo que la gente les está diciendo es “que pongan sus barbas a remojar”. Lo que quiere el pueblo es que se acabe la impunidad de los políticos y que se barran las escaleras de arriba para abajo.

Nunca se dieron cuenta que los ladrones de la nación se volvieron intocables y ahora piden que no se les invada su espacio, mientras que hasta hace poco, se dedicaron a buscar padrinos para que les dieran el hueso. En México, la realidad es que el poder judicial es inoperante, los juzgados están llenos de injusticias, de compadrazgos, de tratos en lo oscurito.

Es la última oportunidad que el pueblo les otorga para que juzguen los delitos y no a las personas y sus cargos de poder o sus influencias. De no ser así, en algún momento, habrá que buscar reformar las leyes y quizá tendremos que entrar en algún sistema donde el pueblo sea el que elija a sus encargados de proveer justicia, o cualquier otro sistema alterno, porque este no está funcionando. Por lo pronto, que se guarden su sabiduría y que acepten que se han estado haciendo de la vista gorda, para no juzgar a los presidentes y a muchos políticos e influyentes que se han hartado de hacerle daño a la nación. Ese, es el mensaje.

EL CUBREBOCAS DE TRUMP

Mas pronto cae un hablador. El virus no respeta ni carteras ni poder. Tanto anduvo poniendo el mal ejemplo, hasta que se contagió. Así entramos a una nueva etapa en donde varios países como España, están viendo una alza en el numero de contagios y algo tenemos que hacer para disciplinarnos todos y entender que esto, va en serio. Como dijo el chinito. Copelas o cuellos.

Nos encontramos en cualquier momento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *