Acorralados

De opinión Entre nos Última hora

Entre Nos, por Alfredo Ponce //

Semana histórica en la vida política de nuestro país, por más que siempre supiéramos que la corrupción ha estado presente, es importante analizar los datos, desde los dichos de un protagonista. Las declaraciones de Lozoya, como lo hemos anticipado, en nuestras columnas desde hace tiempo, son lapidarias, contra un sistema que nos mantuvo esclavizados durante décadas.

La denuncia de hechos que se ha presentado ante la Fiscalía General de la República, es un resumen, una muestra, un extracto, de la farsa que han representado los políticos en las últimas generaciones, con el único propósito de enriquecer sus bolsillos. Presidentes, Legisladores, “servidores públicos” de medio pelo, empresarios y sobre todo, “cuates”, han sido los beneficiados de la fábrica de nuevos ricos que sabemos ha existido en nuestra patria.

GUERRA DE VIDEOS

Los videos han empezado a aparecer, sabrá Dios dónde y quién los tenía guardados. La denuncia está en todas las redes sociales. Las evidencias tienen que ser del conocimiento de todos, porque todos somos afectados. Muchos se rasgan las vestiduras porque todavía no les cae el veinte, de que nos han estado viendo la cara y siguen mostrando su fanatismo hacia ídolos de barro, que todavía quieren manipular las opiniones por medio de memes o de una entrevista, con un periodista amigo que les haga un paro.

TRANSPARECIA

El caso Lozoya, hubiera merecido una transmisión directa por algún medio de comunicación para que todos supiéramos en tiempo real, lo que se estaba tratando sin manipulaciones. Como el caso de O J Simpson, sin aderezos ni manejos extraños. Que nadie nos oculte la verdad. Ahora resulta, que nadie conocía al ex director de Pemex, Videgaray o el presidente del PRI, tratan de lavarse de culpas como si todos siguiéramos chupándonos el dedo. El caso de Ricky Rickín Canallín vuelve al escaparate de los escándalos, como cuando se le preguntó de donde había sacado dinerito para comprar unas bodegas, pues finalmente ya sabemos, dicen que el que parte y comparte se queda con la mayor parte, aunque se haya presentado indignado a levantar denuncia, más le valiera quedarse calladito, porque dicen que hay más videos que están por aparecer en carteleras. Peña Nieto es responsable de todo este desbarajuste, porque a él fue al que se le dio el timón del barco y no puede salir con el choro de que no sabía nada, además que directamente se le ha mencionado que daba instrucciones, mientras se paseaba con la gaviota en su súper nave. Lo que me sorprende es que el brillante CSG haya salido involucrado también y aquí tenemos que recordar, que el grupo Atlacomulco ha seguido vivo y fuerte y que Salinas ha seguido manejando muchos hilos de la política, aunque ya el tiempo parece lejano desde que fue el mandamás de los pinos.

LA COLA CORTA

Esta semana, me recordó un personaje de la comunicación, un dicho que es básico en la congruencia del ser humano. Para tener la lengua larga hay que tener la cola corta. Desgraciadamente, en la política mexicana, son pocos los que no tienen cola que les pisen. La aparición del video donde David León está entregando dinero al hermano del ahora presidente, ha tratado de ser un escudo de defensa, aun cuando significa la inmolación de quien lo grabó, que aquí descubre que estaba siendo infiltrado por alguien, a quien le entregó los videos. Muchos infiltrados debe haber en el gobierno de AMLO, porque la política así se maneja, con poca lealtad y con mucha traición. Lo importante es que este video, no le quita lo ladrón a los que aparecen en la denuncia de Lozoya y si tiene que ser investigado que se haga y si hay delitos que se persigan. No podemos tratar de construir un país diferente, donde impere la justicia con los ojos vendados. Y todavía hay mexicanos que siguen tratando de defender a los ladrones, como si estuvieran defendiendo al dueño del Cruz Azul, que ya anda prófugo de la justicia, tratando de evadir todos los manejos irregulares de dinero que se le han encontrado. Cambiemos la actitud. El que la haga que la pague, sea un empresario o un político, sea un ladronzuelo o un juez que trata de proteger a un violador como en puerto Vallarta. Mientras tanto, en Texas unas caravanas de carros suenan el claxon pidiendo que se vaya AMLO, que alguien me explique por favor. Solo limpiando a fondo la sociedad podemos aspirar a tener un México justo y grande.

REPORTE COVID

Seguimos llorando a nuestro pueblo, la confusión que han sembrado los falsos conocedores, nos sigue pegando fuerte, días de 700 fallecimientos son una estaca clavada en el pecho. No estamos previniendo. No estamos usando cubre bocas. No estamos tratando tempranamente a los enfermos. No estamos haciendo pruebas diagnosticas. El resultado es fatal. Desgraciadamente pasamos ya las 60 mil defunciones y hay un estudio serio en una universidad en el extranjero, que predice más de 130 mil fallecimientos a final del año. Los inconscientes siguen pensando que ellos son inmunes. Ni como ayudarnos.

Nos encontramos en una semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *